martes, 29 de abril de 2008

Las tensiones de Marcelino

Parece que Marcelino está sembrao ultimamente. En ésta ocasión sacó a pasear su complejo, su constante muestra de que es buen español y que es representativo de todos los aragoneses. La leal tierra noble, de los simpáticos baturros. La asimilación colonial a la que nos tiene acostumbrados. Tan extendida por otra parte. Identificando los buenos valores a la nación española. Una postura sumisa a la que ni siquiera consigue sacarle rédito político, aunque fuera a costa de la dignidad. Así que resulta del todo patética. Ni siquiera lo puede achacar a las tribulaciones intentando justificar que no es un trasvase, como le indican desde la metrópoli. Claro, que fue precisamente en Madrid dónde realizó éstas declaraciones, y había que dar buena imagen. Supongo que la parte de las empresas radicadas en Aragón que tributan en Madrid la obvió, no era cuestión de incomodar, sino resaltar la españolidad. En el foro nueva economía. Según Marcelino, la falta de tensiones nacionalistas, se entiende que no españolistas, favorece el asentamiento de empresas por la tranquilidad que supone. Aunque luego tributen en Madrid. Que Catalunya y País Vasco, sean dos de las zonas más industrializadas del estado, no sé que respuesta puede dar.

No hay comentarios: