jueves, 10 de enero de 2008

Comisión Aragón-Estado

La cacareada comisión Aragón-Estado echa a andar. Fuegos de artificio para marear la perdiz, dilatar en el tiempo lo que hay que hacer y dar la sensación de que se hace algo cuando la voluntad política es nula. Andalucía, Cataluña y Baleares también la tienen, la diferencia es que además ellas han sabido sacar en sus estatutos un compromiso financiero del Estado. Biel y la ministra de administraciones públicas Elena Salgado, personificaron el paripé. Como ejemplo, aparte de montar una comisión, tendría que haber compromisos. No los ha habido para que Aragón tenga más peso en los órganos estatales, ya no hablamos de participación en la UE. Dónde el Estado invade competencias autonómicas. Por supuesto siguen sin querer pagar la deuda tributaria. Eso sí, luego hay que hacer las reformas respetando la constitución y cuida de pasarte de lo que te dan en el estatuto. El Estado puede saltárselo a su conveniencia. Menos talante y más hechos. Eso sí, varios políticos aragoneses que taa bien cumplen el papel de agentes coloniales, no desaprovecharon la ocasión de visistar la metrópoli. Para éste viaje no hacían falta esas alforjas.

No hay comentarios: