lunes, 17 de diciembre de 2007

Más de colonialismo

Generalmente, cuando sobre todo gente interesada, no quiere reconocer ciertas cosas y le interesa que sigan igual, presenta como victimismo lo que son justas reivindicaciones con una sólida base. Me parece que es el recurso fácil cuando no se tiene argumentos. En ésta legislatura, ninguna de las propuestas enviadas por el gobierno aragonés, para modificar leyes estatales, han sido tenidas en consideración en las Cortes españolas. Recogido por el Heraldo. Como siempre invocando que no es el momento adecuado, o el bien general sobre el particular, aunque casi nunca entremos en el primero. Algunos casos son sangrantes, porque podrían haber corregido injusticias de muchos años.



La primera era una protección del Ebro frente al trasvase, obviamente los intereses electorales pesaron más y fue denegada. A pesar d eque la envíe un gobierno aragonés que maltrata sus ríos con grandes proyectos ya conocidos, no quita para que fuera una propuestas más que razonable. La segunda era incluir a Aragón en los fondos de solidaridad, dado que la baja densidad demográfica hace elevar la media, sobre todo la de algunas comarcas que son desiertos demográficos. Aquí fue personalmente Solbes quien dijo no. A pesar que hay ejemplos como las Highlands escocesas con ayudas especiales por el mismo motivo. Y contar con el apoyo de todos los grupos parlamentarios del congreso y haber sido enviada al senado. Tampoco ha prosperado una sobre equilibrio y cooperación financiera entre el estado y las autonomías, para que éstas tengan compensaciones por actuaciones del Gobierno central. Relacionada con la deuda tributaria aragonesa. El PSOE ha usado argucias parlamentarias para dilatar una respuesta, ampliando 36 veces el plazo para realizar enmiendas. Todo ésto resume la fuerza de Aragón en el conjunto del Estado, y el interés que el Gobierno Central tiene en Aragón.

No hay comentarios: