miércoles, 21 de noviembre de 2007

Rosa Díez, a colonizar Aragón

La política nacionalista española, Rosa Díez, aunque diga que no lo es, presenta la delegación de su partido UPD en Aragón. Es curioso ver como muchos españoles nacionalistas niegan serlo. Como lo consideran algo siempre negativo, reniegan de ello, aunque sus hechos los delatan. Nacionalismo del malo además, del negar la legitimidad al otro y de imponer tu idea de nación. Desde aquí no le quitamos en absoluto su derecho a pensar así, pero queda ridículo negarlo. Más cuando su discurso se fundamente en decir lo malos que son los nacionalistas periféricos, intentar sacar rédito electoral del terrorismo y contar las bondades de ser español. Más allá de ésto apenas se conoce su programa. Salió rebotada y escocida del PSOE, del que debió haber salido por coherencia hace tiempo. Su idea de España le hace imposible ver las injusticias que comete o se hacen en su nombre. Curioso que vengan con ese discurso en un territorio maltratado como Aragón por los sucesivos gobiernos españoles. ¿Van a reconocer las demandas históricas de Aragón? ¿o las incluyen en el egoísmo nacionalista? Dudo siquiera que sepan cuales son. Es más, son partidarios de la regresión autonómica, que el Estado recupere las competencias de educación, para que se de una educación españolista que siga ninguneando al resto, y las fiscales, así que ya podemos olvidarnos de que éstos apoyen el pago de la deuda tributaria.
Javier Carroquino Todas aquellas personas que no que piensen que la igualdad de los ciudadanos está por encima de los territorios, que consideren que los sentimientos religiosos pertenecen al ámbito privado, son socialdemócratas, y ven el mundo desde el progresismo liberal, tienen cabida en Unión Progreso y Democracia. Lo que menos necesita Aragón es otro partido nacionalista español, ajeno a los problemas de Aragón. Lo único positivo de su existencia, es que puedan quitarle votos al PSOE y al PP, quizá incluso más a éste último.

No hay comentarios: