miércoles, 21 de noviembre de 2007

Reacciones a lo de los Monegros

Variopintas opiniones ha despertado el proyecto de Gran Scala. No puede faltar el triunfalismo de Biel, al que le va como anillo al dedo la grandiosidad de proyectos así, como ejemplo de su ideal de desarrollo. Si las cifras que se manejan son reales el Gobierno de España no tendrá ningún problema para echar una mano en infraestructuras. Mucho dinero, pero para una promotora privada, se paga con dinero público las infraestructuras, ¿qué pasaría si no tiene éxito? Es más potente que la Opel. Por dar una referencia. En algún sitio de Europa había que hacerlo, porque había proyectos similares en América y Asia. Es una idea con fuerte respaldo financiero. Sobre todo en un sitio donde le pongan una alfombra roja. Supondrá miles de empleos y una recaudación de impuestos autonómicos de 600 millones de euros. Supongo que quedará algo menos después de pagar las infraestructuras. Marcará un antes y un después en la historia de esta comunidad autónoma. Lo que no sabemos si para bien o para mal. No hay nada urbanístico aquí. Antológico.



La delegación oscense de los sindicatos UGT y CCOO, se mostraron cautos pero esperanzados. Bastante patética fue la del consejero de economía, que parecía uno de los consejeros no enterados hasta que ha salido a la luz pública. Está en fase de idea. Menos mal, porque hasta se ha dado fecha para iniciar la construcción. Estamos muy ocupados en otras cosas y habrá que ver lo que es. Es pronto para hacer manifestaciones oficiales por parte del Gobierno aragonés. ¿Cuándo es el momento? Quizá cuando estén las máquinas trabajando. Se anuncia públicamente y con las magnitudes económicas que se manejan, el consejero de economía no sabe qué decir.

No hay comentarios: