lunes, 8 de octubre de 2007

Represión policial en el pregón

Durante el pregón de las fiestas del Pilar, leído por Lita Claver la Maña, se produjo un hecho que demuestra la falta de libertad de expresión. Que no se puede ir contra la doctrina oficial. Recuerdo la teoría de Chorche de la ocupación del espacio público, como pasó con el desalojo del campamento bajo el puente de Piedra. Mientras la pregonera, aparte de dedicar a la concurrencia tres españolísimos oles, daba su opinión positiva sobre la Expo 2008, a lo cual tiene pleno derecho, pero no deja de ser una opinión oficialista, y que si fuera en sentido contrario s etildaría de radicalidad política y que no era el lugar ni el momento, pero si es a favor no pasa nada. Un grupo de asistentes intentó desplegar una pancarta contra la instalación de la base de vigilancia de la OTAN. Que por otra parte representa el sentimiento mayoritario de la ciudadanía zaragozana. Sin mediar petición de retirada, la policía empezó a golpear a ese grupo de personas, y a intentar bajar la pancarta por todos los medios. Llegando a utilizar navajas para pinchar los globos, al estilo macarra navajero, poniendo en peligro la integridad física de los asintentes al pregón más cercanos. Es la libertad de expresión de Belloch, que no ha cambiado nada desde sus tiempos en el ministerio, y la trístemente célebre delegación del gobierno. La que tiene un fichero de subversivos, para que la policía sepa a quien pedirle la identificación. Esta actuación violenta ocasionó cinco heridos. Pese a ello ambos organismos calificaron los hechos como nimios y sin importancia. Menos mal que vivimos en una democracia.








No hay comentarios: