lunes, 15 de octubre de 2007

Mayor Oreja sigue sin condenar

El político español filofascista y del PP, que era puesto como ejemplo de valentía por presentarse a lehendakari, resuelto con un rotundo fracaso, su idea de poner orden al estilo de sus añorados tiempos, sigue dando muestras de su bajeza humana y moral. Con unas declaraciones que provocan asco y repulsa. Los mismos que se ponen como adalid de defensa de la democracia y las libertades, en su inmenso cinismo e hipocresía. En una entrevista publicada en la Voz de Galicia, "ver entera". No es la primera vez ni seguramente sea la última. "votación en el parlamento europeo" Es de esos políticos vascos que salen escocidos porque la realidad de Euskadi no es la que desearían, sintiéndose todo el mundo español, y hacen más méritos para ser considerado más español que nadie.




-¿Por qué le cuesta tanto al PP condenar el franquismo?
-Porque eso forma parte de la historia de España. Yo no lo he condenado, yo elogio y alabo la transición democrática. ¿Cómo voy a condenar lo que, sin duda, representaba a un sector muy amplio de españoles?




Es como si yo no condeno a Hitler y alabo a los aliados. Nuevamente lo español lo justifica todo, como representaba (y representa) a muchos españoles ya no se condena. Es como si digo que no condeno a ETA porque representa a algunos vascos. Nauseabundo. El periodista le insiste un poco.


-En el franquismo solo hubo un bando que reprimía.
-También hubo dos, porque el franquismo fue la consecuencia de una Guerra Civil en la que hubo dos bandos. No es lo mismo que el régimen nazi, donde había un solo verdugo.


Que Hitler haya sido el mayor criminal del siglo XX y quizá de la historia, no quita para que se puede criticar el bombardeo indiscriminado de DResde, las violaciones de los soldados rusos al entrar en Alemania y otras cuestiones. Sólo le falta decir que Franco evitó un mal mayor, que lo piensa mucha gente, siendo amigo de Hitler. Se refiere a la dictadura, dónde un bando, el ganador, siguió de represión 36 años más, no a la guerra, provocada por Franco contra un régimen democrático, y en el que tam,bién gobernó la derecha.


- ... ¿no considera pertinente condenar el franquismo?
-No, por muchas razones. ¿Por qué voy a tener que condenar yo el franquismo si hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad? En mi tierra vasca hubo unos mitos infinitos. Fue mucho peor la guerra que el franquismo. Algunos dicen que las persecuciones en los pueblos vascos fueron terribles, pero no debieron serlo tanto cuando todos los guardias civiles gallegos pedían ir al País Vasco. Era una situación de extraordinaria placidez. Dejemos las disquisiciones sobre el franquismo a los historiadores.


Para completar la desfachatez, le sobran los motivos, como a Sabina. Eso sí, hay que condenar la quema de un cajero, y a Castro y a Stalin que aunque quede egoísta, nos pilla lejos, no hay que condenar a quien estuvo de dictador en nuestro país. Las familias fanquistas, a la que él pertenecía, o a las que el susto les duró 36 años y no decían nada. Siempre que no criticaras a Franco en público, que ibas a la cárcel o te fusilaban, o tenías que exiliarte con suerte. Es indignante. ¿No dice nada de los curas vascos fusilados por Franco? Hay que ser historiador para opinar sobre algo tan obvio, como en aquella época la política era para los políticos y no para la gente llana, que debía agradecer a quien había traído la paz. No hay que imaginarse que dirían desde el PP si digo que muchas familias vascas viven plácidamente con ETA. La democracia, como siempre, la marcan ellos, a su interés y conveniencia. Luego le veremos defensiendo la libertad y la democracia.

No hay comentarios: