viernes, 19 de octubre de 2007

A Alcaraz le paran los piés... o la boca

Sabido es que desde hace tiempo, la AVT es un ariete usado por la derecha española para hostigar al Gobierno. Se le pasan cosas que sólo es así por ser víctima del terrorismo. Pero serlo no le da la razón en todo lo que dice ni le da patente de corso para insultar gravemente. Más cuando posa sonriente con un reconocido fascista como Ynestrillas, quien dice defender la democracia. Teniendo financiación pública, debería mostrar públicamente en qué se gasta el dinero, empezando por justificar sus dietas, como presidente no puede cobrar sueldo, o cómo entró, por qué méritos y cuánto cobra su mujer. Alcaraz es una persona incapaz de dirigir una asociación de éste tipo. Destila odio, fanatismo y sectarismo. Eduardo Madina estuvo sólo el día del juicio al etarra que le segó la pierna, ¿dónde estaba la AVT? Una persona capaz debería unir a las víctimas de cualquier signo, no hacer declaraciones ni politizarse con ningún partido, ni tratar de marcar la política antiterrorista, aunque sí que el Gibierno debería ser sensible a sus opiniones. Dedicarse más a la atención a las víctimas que a hacer política.




Ynestrillas y Alcaraz unidos por la democracia



Para él, toda persona que no esté plenamente de acuerdo con sus ideas, es amigo de ETA. Por supuesto, independentismo es igual a terrorismo. Quien dice defender la libertad de expresión, se la coarta a todos los demás. Por lo tanto, son inadmisibles sus declaraciones, y está bien que tenga que responder por ellas, aunque aprovechará para victimizarse y ser objeto de persecución por el Gobierno. Si tiene pruebas, que las ponga, si no a callar. Ya se había librado una vez de ir a juicio. El que cínicamene se había callado cuando el PP inició el mismo proceso. Se comentan solas. La ruptura del diálogo tras el atentado de la T4 es un paréntesis que tanto ETA como el Gobierno han ideado para retomar el proceso. El diálogo con ETA supone legitimar los cientos de asesinatos y los miles de heridos provocados por la barbarie terrorista. Zapatero es el embajador de ETA , el presidente hace tiempo que habla, siente y padece como los propios terroristas.

No hay comentarios: