lunes, 22 de octubre de 2007

Trasvase: horizonte 2027







Continuando con la defensa frente al trasvase del estatuto, siguen llegando noticias desde la metrópoli que vuelvan a dejar en evidencia a quienes hacían semejante afirmación. Es lo que pasa cuando los políticos aragoneses piensan más en España que en Aragón, y se tiene una actitud colonial Que se sigue siendo objeto de estas actuaciones, con menos limitaciones que si hubiera una postura firme desde Aragón. No se puede convocar a la gente a manifestaciones, bajo lemas interesados y promover las obras y leyes que lo hacen posible.



El MIMAM marca un horizonte 2027 para los trasvases. A través del nuevo Reglamento de Planificación Hidrológica. Con requesitos superfluos y manejables al interés político, como una declaración d einterés general en el PHN, ya sabemos qué efectos devastadores tienen esas declaraciones de interés general. El PHN incluirá La previsión y las condiciones de las transferencias de recursos hidráulicos entre ámbitos hidrológicos de distintos planes hidrológicos de cuenca. La coordinación de los distintos planes hidrológicos de cuenca, sus posibles déficits y cómo solucionarlos. Todo esto ya lo hemos visto antes. Además impone el criterio del Gobierno Central a los planes de cada cuenca, y su supeditación al PHN, por lo que es el partido gobernante el que tiene todo el poder. Incluso allanan el camino a Rajoy y su propuesta trasvasista, ni necesitaría modificar la ley. El Consejo nacional del Agua, su informe no será vinculante. Con todo ésto, cínicamente hablan que un trasvase no puede obviar la declaración medioambiental, cuando son ambas cosas incompatibles.



Por si hubiera dudas de qué es lo que tienen en el punto de mira, hace referencia al Ebro. Es requesito que los beneficos obtenidos con el agua del trasvase, no puedan conseguirse por el motivo que fuera, de otra manera. Tan fácil como manipular los informes como hizo el PP. Bravo por los ponentes del estatuto, por los diputados aragoneses de origen que lo aprobaron en el congreso. Una vez más, facilitando las cosas al colonizador.


Javier Sada


Por si hubiera dudas de ésto último, sólo el PSOE, partido gobernante en Aragón y España, apoya esta reforma. Continuando el papel de cipayo que ya hizo el PP en su día. El diputado Javier Sada, El PSOE de Aragón es absolutamente contrario al trasvase del Ebro. Si el Gobierno fuera trasvasista no hubiera derogado el Plan Hidrológico Nacional anterior. No hay texto reglamentario que pueda poner en duda la política trasvasista. Si el que nos interesa es el PSOE español, que es el que manda, y tiene muchos trasvasistas y muchos intereses electorales para ello. Excusación no pedida, acusación manifiesta, aparte que parece que no se ha leído el nuevo reglamento.

No hay comentarios: