viernes, 27 de julio de 2007

¿Por qué se retrasa Yesa si tienen prisa?

Como bien apunta la Asociación Río Aragón, es sintomático y es una prueba más de los problemas de seguridad en la ladera izquierda, las demoras del MIMAM para ejecutar el recrecimiento de Yesa. Y no será por falta de ganas tanto en Madrid como en Aragón. Son cínicos, niegan el peligro públicamente, pero no se acaban de atrever a agilizar las obras, hacen el canal de desagüe, tapar agujeros en la ladera, pero la pared de la presa todavía no. Por muchas asignaciones presupuestarias. Es una espiral dónde no quieren ceder, ni reconocer la evidencia, ni por equilibrio territorial. Hay demasiados intereses económicos y políticos en juego, y anteponen eso a la seguridad, lo que da cuenta de su catadura moral. Cuanto cemento. Porque desde el MIMAM se asegura que es para mayor seguridad, o ganar tiempo y esperar que haya suerte. Modificando una tercera y dicen, última vez el proyecto. Lo que supone entre nueve y doce meses de retraso. Cuando lo que no debería tener más dilación es su descarte definitivo, acelerar las alternativas y medidas compensatorias por el existente.

No hay comentarios: