martes, 7 de marzo de 2006

Antes se pilla al mentiroso que al cojo.

O el tiempo pone a cada uno en su sitio, el refranero es rico, y algunos no precisan que pase el tiempo para situarlos, basta tener un mínimo de perspectiva, se les caza al momento. Eso pasa con Aznar, sus mentiras y doble lenguaje es casi infinito. Desde sus visiones históricas a las económicas, del PHN al Prestige, de la guerra de Irak a los atentados del 11-M. Aquí nos centramos en su negación de que negoció con ETA. Para mentir, aparte de tener cara y sinvergoncería, hay que tener memoria, muy buena memoria, y no dejar pruebas de tus falacias.


En las últimas manifestaciones convocadas por la AVT, la triste y lamentablemente politizada por el PP, lo cual es de lo más rastrero que se puede hacer, manipular políticamente a las víctimas e intentar sacar rédito electoral de su desgracia, menos mal que ya hay voces en su seno que reaccionan contra el maniqueismo de Alcaraz. A lo que iba. Se pide no negociar bajo ninguna circunstancia con ETA. Ya que torticeramente unen nacionalismo democrático con el violento. Eso es como si digo que la unidad de España no tiene valor porque la impuso Franco, aunque viniera desde Felipe V, no antes, o que ser español es igual a franquista. Aparte de ir siempre con la indivisible unidad de España por delante, he llegado a la triste conclusión de que a algunos les parece interesar eso más que vivir en paz. La manipulación de la palabra España merece post aparte.


Estos son los que hablan de respeto y tolerancia.

¿Que deben de pensar, si es que se quieren dar por enterados, de las negociaciones de Aznar con ETA? Ya se sabía, para quien quisiera saberlo, pero quedó constancia en los medios de comunicación, y no precisamente del grupo PRISA, para desenmascarar la patraña. Esas manifestaciones aclamando a Aznar y su títere Rajoy, han sido o un ridículo o un demostración de enorme hipocresía. Pero la cegazón al líder mesiánico tiene estas cosas y más. Nuevamente el pobre Aznar es atacado por los enemigos de España. Su simplismo les lleva a las conclusiones más simples. Insultando a Zapatero por lo que ya hizo Aznar en su día. Lo que parece molestarles es que no sean ellos quienes puedan acabar con ETA. Acabar con ETA significaría también acabar con el monodiscurso de más de un político. Esto salió en el diario El Mundo.


ESPAÑA Viernes, 6 de noviembre de 1998

ASI SERA EL DIALOGO PARA PONER FIN A LA VIOLENCIA
El Gobierno negociará con ETA su reinserción en la sociedad vasca

El presidente esperará un máximo de dos meses a que ETA concrete su disposición al diálogo y designe interlocutor - Aunque el Gobierno está abierto a hablar de todo, la negociación se circunscribirá al futuro de presos, refugiados y exiliados.

A esto dice Aznar: "El único mensaje era éste: Vamos a por vosotros, vamos a combatiros hasta derrotaros" O sea, que para decir esto, te reunes con ellos. ¿Quien se lo cree? Este sujeto nos sigue tomando por imbéciles, cuando el imbécil es él.

No hay comentarios: