viernes, 1 de noviembre de 2013

Consideraciones personales sobre el canon de La Tranquera y los regantes

Voy a recalcar primero que son consideraciones personales mías nada más, que no representan a ningún colectivo, no sólo porque no haya habido tiempo para tratar el asunto.

Sin duda es positivo que los regantes de Ricla empiecen a abrir los ojos, como preveía de la manera más lamentable, cuando les empieza a llegar el recibo de La Tranquera o se enteran de ello. Resulta frustrante que junto a otras personas de indudable tenacidad y honestidad, se lleve años advirtiendo de ello y no hagan caso por el prejuicio de calificarte como ecologista. Esos ecologistas que nos oponemos a todo, a que rieguen, a que se ganen la vida, que el río es vida, somos los únicos, porque el ayuntamiento hasta hace dos días tampoco ha hecho nada, que hemos venido diciendo esto, y no incluyo la segunda parte que es Mularroya. Es plenamente comprobable en las alegaciones a Mularroya que hemos venido presentando. Un alcalde que no ha tratado este asunto hasta la segunda legislatura, cuando ya no tenía que rendir cuentas al grupo de La Almunia ni le tenían que aprobar la candidatura para su jubilación. Cuando fue preciso eliminó de la candidatura a todo discordante con el asunto Mularroya.

Aunque les estén colando Mularroya a través de este canon de La Tranquera. Si la propia CHE dice que no hay afección de Mularroya al acuífero y hay un informe de un ingeniero de la CHE que afirma que el acuífero de Ricla-Lumpiaque recibe bastante menos agua del Jalón de la que se creía. ¿Por qué tienen que pagar? Un agua que como hace 500 años va para La Almunia y se la quitan delante de sus narices. Pero los malos y los que llevamos años sufriendo el menosprecio y la prepotencia, cerril, en algunos casos, somos los ecologistas.

Y tras introducir el tema, llego a donde quería. Resulta que ahora son los propios regantes los que han pedido una reunión al ayuntamiento. Los mismos que hicieron fracasar una reunión informativa de los ecologistas o los que negaban aunque les enseñaran el papel oficial que tuvieran que pagar. Los hay que hemos venido sacando la cara por ellos a pesar de no vivir de la agricultura como ellos. Recibiendo la incomprensión y el prejuicio. Cuando siempre hemos dicho que los principales opositores a Mularroya deberían ser ellos, por ser los principales perjudicados y que se han dejado usar como coartada social sin ver la que se avecinaba.

¿Dónde están el resto de grupos políticos a excepción de CHA ultimamente? Levantando su brazo de madera los cuatro consejeros comarcales para votar a todo que sí, sin la menor intención de informarse ni siquiera por su pueblo. En los plenos cuando se ha tratado este tema ya han mostrado su desconocimiento y despreocupación. Incluido el no adscrito, que dice defender a los agricultores y que el agua es vida. ¿Dónde está él y los demás para defender a los agricultores de su pueblo? Los que "metemos las narices donde no nos importa" somos los que realmente nos preocupamos por el futuro de la agricultura.

Partiendo de la base que una hipotética alianza o unir fuerzas con estos regantes, solo puede ser puntual y táctica, nunca estratégica. Sobradas razones de menosprecio hay para ello. No se trata de refrotar nada, tenemos educación y elegancia, pero sí de dejar las cosas claras y no echar tierra al pasado. No puede ser un pelillos a la mar con quién te ha faltado al respeto y ha ignorado lo que has dicho. A algunos una cura de humildad no les vendría mal. Gente que se ha jactado públicamente de apoyar el embalse, de tener la desfachatez y la falta de cultura democrática y de tolerancia, de creer que nuestra postura es un ataque a ellos. Estos son los que dificultan la convivencia. Reconocer las cosas es el primer paso a una relación cordial. Así que inevitablemente sería deseable que reconocieran que teníamos razón en lo del canon. A ver si ahora alguno se cree que ha descubierto la pólvora y que es novedoso lo que sabe. Se trata de una cuestión de ser justos y de dignidad. Yo sería incapaz de aliarme con alguien que no lo hiciera.

El problema del canon además es de ellos. Y que lo hayan ignorado hasta ahora es igualmente problema de ellos. Y es una satisfacción ver como el tiempo te da la razón. Y que tienes la conciencia tranquila de haber hecho lo posible por advertir. Porque si ahora reaccionan no es por darte la razón sino porque ven amenazado su bolsillo, una mera cuestión económica. Y una cosa es entrarles a través de ella y otra hacer más concesiones. Entiendo además que son ellos quienes se unirían a nosotros y no al revés. Así que debemos ser nosotros los que debemos de mantener nuestra hoja de ruta y estrategia y ellos amoldarse a ella, no al revés. Pienso que simplemente hay que respetar una trayectoria de años. Para mí no dejar claro este punto sería como renunciar a lo que hemos venido desarrollando estos años y a nuestro trabajo. Sería como si lo pisaran.

Todo ello pensando que se les haya pasado por la cabeza que ahora les conviene aliarse con los ecologistas. Si les saldría reconocer el error pertinaz. O si pretenden ir por libre, opción que veo más factible y seguir arrinconando a los ecologistas, apoyándose únicamente en el ayuntamiento. Porque sea lo que sea es el momento de recordarles, te lo dije.

2 comentarios:

Eva Mª Benítez dijo...

Bueno...y al final, qué?

Alejandro dijo...

El ayuntamiento ha puesto un recurso, pero como lo metieron por vía administrativa de momento ya está pagado.