jueves, 17 de marzo de 2011

Reconocimiento al Consejo de Aragón

Dada la escasa sensibilidad tanto aragonesista, como izquierdista, como el poco gusto por conocer nuestra historia por encima de consideraciones políticas, la propuesta sobre el reconocimiento del Consejo de Aragón como primer gobierno democrático aragonés, no pasa desgraciadamente más que por un mínimo ejercicio de memoria y reconocimiento. Aunque al mehttp://www.blogger.com/img/blank.gifnos les servirá de recordatorio histórico a los miembros de la comisión de peticiones y derechos humanos de las cortes de Aragón.

Aparte de ser de facto el único estado anarquista de la historia, por unos meses. Realmente funcionó como un gobierno autónomo, organizando el territorio oriental aragonés. Sólo el desconocimiento o un partidismo político puede negarlo. Como de hecho este pasaje de nuestra historia está todavía bastante olvidado. A pesar de tener representación de la CNT, Izquierda Republicana, UGT y el Partido Comunista. Con una idea clara de funcionamiento.

Una cierta condescendencia, desinterés y partidismo que se pueden ver en algunas intervenciones.

Como la de Maria Antonia Avilés, del PP.

Un gobierno democrático es el que surge tras una consulta popular, aunque fuera nombrado por un gobierno absolutamente democrático. Tiene su interés histórico, pero la Constitución de 1978 marca el inicio de los gobiernos democráticos.


Parece un trabalenguas. Pero es que fue reconocido por el gobierno republicano, aunque este mismo propiciara su posterior caída. Y no hay nada más democrático que la voluntad popular. Lo deja en algo anecdótico, la democracia sólo puede venir por España y por la misma constitución que su partido rechazó en su día. No la constitución que tanto le gusta servida desde arriba. Supongo que se referirá a los gobiernos autonómicos, aunque para ella la Generalitat de entonces o el gobierno vasco tampoco debían de serlo. Ignorancia histórica o manipulación junto a nacionalismo español.

Casi peor o sin casi estuvo el PAR por aquello de ser aragonés, en teoría, con Ana de Salas.

Como Autonomía, hay que mirar al futuro, no al pasado.


Para un partido de raíces e ideología reaccionaria se hace difícil ver algo como el consejo de Aragón. Un ruralismo caciquil como el del PAR es la antítesis. Aparte de recalcar lo de autonomía, no vayan a pensar mal, hay un evidente desprecio a esa labor y al conocimiento histórico.

No hay comentarios: