sábado, 9 de octubre de 2010

Yesa y Mularroya igual vergüenza

Muchas veces se critica a los ecologistas, sin datos, y se les acusa de alarmistas. Vemos como la administración va dando la razón invirtiendo partidas no presupuestadas para temas de seguridad y que disparan el coste de las obras. Dos despropósitos como Mularroya y Yesa son nuevamente ejemplo de ello. Obras para las que no hay recortes sino más dinero todavía.


(Foto Heraldo)


En Mularroya un incremento del 20% del presupuesto. Incluye una tuneladora en vez de dinamitar para hacer el túnel de trasvase, para seguridad de los obreros. Con desfachatez anuncian el cambio de un aliviadero de la presa, por algo que ya se dijo, inestabilidad en la ladera izquierda, como Yesa, pasando al lado derecho. Lo cual demuestra improvisación, no es una pequeña modificación. Parece que van haciendo las cosas según avanzan, no por una planificación y que lo tengan bien estudiado.




En Yesa mejorar la seguridad costará 81 millones. Vergonzoso que quieran continuar a toda costa. Menos mal que no son graves esos problemas. Porque sin haber hecho la pared de la presa ha pasado el presupuesto de 113 a más de 300 millones. ¿Pagarán los usuarios ese dineral? ¿Será rentable?

No hay comentarios: