martes, 2 de marzo de 2010

Se les queda corto

Uno de los trucos del capitalismo, es la inversión público y el beneficio privado. Es evidente que así aseguran la ganancia. Invocando un supuesto interés general lo que no es más que su interés particular. Aderezado con grandes planes de desarrollo en tono apocalíptico si estos no se realizan.

Algo similar pasó en los años setenta con los planes para construir centrales nucleares. Para cubrir una demanda que luego se ha demostrado que estaba exagerada y sin que haya impedido el desarrollo estos años. Eso sí, la moratoria nuclear se sigue pagando en el recibo de la luz.

Los empresarios de Aragón (CREA) han presentado un estudio de la demanda en el futuro. Así estiman necesario hacer en el valle del Ebro un parque eólico que genere 3000 megavatios. Y una demanda de agua de 5684 hm3, cerca del desfasado Pacto del Agua. Con un 89% para regadío, del que no aportan estudio alguno de viabilidad, aprovechándose de la creencia de que el regadío es bueno per se; un 8% uso industrial y un 3% consumo humano. Aún así para su presidente Jesús Morte le parece justita. A mi también me lo parece su capacidad para promover un desarrollo equilibrado. Tampoco dicen nada acerca de la financiación, se supone que esperan inversión pública.

Jesús Morte

Para ello emplean el eufemismo de nuevas regulaciones en la cabecera de los ríos. Con la hipócrita excusa de no perjudicar los ibones, para producir nieve artificial, así que con el esquí ya tenemos lo que nos faltaba para el círculo desarrollista. Así como completar el Pacto del Agua. También estiman que gracias a los regadíos podrán producirse biocarburantes, para que luego no digan que no piensan en la ecología. Todo ello respaldado por Biel, acompañado por Boné y Aliaga, un garante en la buena distribución de dinero público para beneficios privados.

No hay comentarios: