jueves, 4 de marzo de 2010

Campeonato parejas 2010: Liga de cuartos

Las cuatro parejas de Aspe clasificadas para semifinales, lo que supone un importante varapalo para Asegarce. En especial resulta sorprendente la eliminación de Olaizola II-Mendizabal II, finalistas los dos últimos años. No tanto viendo su rosario de errores. Lo raro es que haya partidos en que tuvieran opciones hasta el final. También decepcionantes e irregulares Berasaluze VIII-Begino. Confirmado el favoritismo de Irujo-Beroitz y la vuelta del mejor Titín III junto al sólido Pascual. La final más previsible sería entre éstas dos parejas. Con la alternativa más sólida de Xala-Zubieta, Gonzalez-Laskurain deberán mejorar para tener opciones. Unas semifinales apasionantes. Cabe destacar el gran ambiente vivido en numerosos partidos de esta liga de cuartos, lo que presagia lo que viene y el auge de la pelota.


Martínez de Irujo


Referente a la polémica con el material, me parece acertada la opinión de Errasti. No puede haber tanta diferencia entre el material de una pareja y otra, sí como es normal matices y diferencias pero tan acusadas. Se nota demasiado en el juego. De tantos con muchos pelotazos largos y bote vivo, se pasa a tantos largos y pelota más lenta. Lo que no me parece bien son las críticas de los pelotaris al material de la otra pareja. Me parece legítimo que cada uno elija el material que mejor le convenga entre el que le ofrecen.

Titín III-Pascual (Foto EITB)


Martínez de Irujo-Beroitz: Irujo es ahora mismo el rival a batir, su imponente pegada y su ritmo de juego altísimo le hacen casi imparable cuando está inspirado. Por suerte para el resto de pelotaris tiene fallos poco comprensibles para su categoría, de no ser así sería casi imbatible. Beroitz ha cumplido en su debut, dotando de mayor pegada a la pareja. En los últimos partidos ha pasado algún momento malo. Veremos cómo responde en el tramo decisivo.

Titín III-Pascual: Una pareja clásica que vuelve por sus fueros tras la desgraciada eliminación del año pasado. Titín III está en un su mejor momento, con un nivel altísimo de juego. El mejor en los cuadros delanteros. No parece que pasen los años por él, como el tópico de los buenos vinos. Pascual está muy sólido detrás y con pegada. Muy a tener en cuenta.


Xala-Zubieta: Empezaron mal y resurgieron de manera espléndida. Una pareja de gran pegada. Con un Xala recuperando su nivel y aportando la experiencia de campeón por parejas. Zubieta ha confirmado su progresión y mantiene su pegada sin que se le salga del frontis. Para mi la mejor alternativa a las dos primeras parejas, pero sería sorpresa si ganan.


Gonzalez-Laskurain: Obtuvieron su pase de manera agónica y casi tiran el partido. A Gonzalez no le acabo de ver fino y vive de dar golpes atrás. Lento en los cuadros delanteros. Laskurain para mi ha sostenido a la pareja y ha aportado tantos importantes, a pesar de algunos fallos evitables. Si no mejoran sería muy sorprendente su pase a la final.


Olaizola II-Mendizabal II: La decepción del campeonato. Sacan los partidos d emanera ajustada, pero son duros para ganarles, sobreviven a difíciles situaciones. Pero si una de sus mayores virtudes era los pocos fallos, este año han estado muy fallones. Mendizabal II no ha estado a su mejor nivel, no era de los mayores pegadores pero sí de los más seguros. Más sorprendente es lo fallón que ha estado Aimar, en los últimos partidos falto de su característica alegría en el juego. Tampoco está en su mejor momento.


Berasaluze VIII-Begino: La revelación del año pasado parece que le ha pesado el cierto favoritismo y su potencial. Muy tenso Berasaluze VIII, sin disfrutar del juego. Begino ha vuelto a las andadas y los fallos, a no controlar su enorme pegada. Salvo el partido que ganaron a Irujo-Beroitz, el mejor que le he visto y con más personalidad. Pero se diluyó.


Olaizola I-Patxi Ruiz: Una pareja lastrada por los crónicos problemas físicos de Patxi. Olaizola I cumplidor pero sin estar para alardes. Sus sustitutos por lesión Saralegi-Apraiz han tenido una más que digna actuación, incluso ganando el último partido intranscendente.


Bengoetxea VI-Beloki: Otra de las decepciones. Oinatz no ha encontrado nunca el golpe ni la distancia, nervioso y fallón no ha estado a su nivel. Rubén se lesionó pronto, Otxandorena e Ibai Zabala en una ocasión cumplieron de una manera digna la sustitución.

No hay comentarios: