lunes, 14 de septiembre de 2009

La vida pasar

La vida tranquila en el pueblo puede ofrecer diversas imágenes curiosas o inéditas.



Por un lado la construcción del nuevo consultorio médico, previo derribo del edificio anterior, nos ofrece una temporal, bella e inédita estampa de la iglesia mudéjar. Hasta que los muros de la nueva construcción la tapen a cierta distancia. Asimismo se ve un espacio mucho mayor de la plaza de la Iglesia. El ábside original que hoy sirve de entrada tras una reforma se puede observar con nitidez y entero. Así como la torre de dos cuerpos que espera una necesaria restauración, mientras una malla previene que caigan ladrillos.



Vivir en una casa que da al campo y con huerto, puede dejar estampas como la visita al interior de la casa de una joven salamanquesa. Como la de la foto en una visita nocturna. A veces se han llegado a colar salamandras de un tamaño considerable, aunque ahora se ven menos en su día expulsaron a las lagartijas. O esta otra cría de salamanquesa fotografiada en la terraza.


Es curioso ver en las noches de verano como bajan desde el tejado, se posicionan y cazan a los insectos. Aunque hay una más grande que las demás que parece mandar sobre las demás.

No hay comentarios: