miércoles, 25 de febrero de 2009

La justicia por su mano

Pues yo no le justifico, porque equivaldría a justificar la violencia callejera. Puedo entender que es una reacción que en algunas personas exaltadas se da. La acción de Emilio Gutierrez contra la herriko taberna de Lazkao merece ser penada con las leyes, sí, las mismas que invocan los del estado de derecho, que es para todos. No aplaudida ni respaldada como algunos políticos y muchos ciudadanos han hecho, lo que da cuenta de sus carencias democráticas. Vemos cómo justifican un acto violento por venir de dónde viene e ir dirigido a quién va. Muy hipócrita. La justificación de la violencia no puede venir por creerte en posesión de la razón. Es la argumentación de quién la emplea. Es preocupante ver que mucha gente apoye esta acción, signo de inmadurez democrática. El españolismo se ve legitimado para ello. ¿Qué pasaría si culaquiera actuara así contra su vecino por una enemistad? ¿Que debajo subyace un conflicto político, que por otra parte niegan interesadamente, legitima para actuar así?

No hay comentarios: