jueves, 30 de octubre de 2008

De vuelta

Y no por estarlo de algunos temas, que sería presuntuoso y no es la intención. Sino de vuelta de dos semanas de vacaciones en el pueblo. Aún sin internet, algo a lo que uno se acostumbra, pero que ahí echo en falta mucho menos, uno tiene temas para comentar a la vuelta, noticias y cosas que ve.

En Ricla hay sobre todo población rumana, entre los extranjeros, como es sabido ya en Aragón. Siendo el segundo grupo los magrebís. Son los nuevos aragoneses, una constante histórica, pues gente de diversos lugares y culturas han poblado Aragón a lo largo de los siglos. Descendemos en parte de ellos, y éstos harán lo mismo. Uno de los bares, regentado por un marroquí, congrega a los magrebís, es lógico, por afinidad. Como si se retrocediera en el tiempo y fuera una taberna musulmana de hace unos siglos. Entro y para nada me siento incómodo o fuera de sitio. No hay razón para ello. Lo mismo que los que llevan rumanas. Se convive. Hay comercios específicos abiertos por y para ellos.



No voy a decir que la situación es idílica, no lo sería tampoco sin ellos, los problemas cotidianos seguirían ahí, pero sí que ésto vende menos periodísticamente que cuando hay problemas. Aunque recuerdo que hace unos años sacaron en el Heraldo un reportaje del bar de la Valentina. Los problemas vienen cuando no hay trabajo para todos, tiene un límite la oferta. Los emigrantes son necesarios para recoger la cosecha, contribuyen sin duda al progreso económico, los que han conocido el pueblo hace treinta o cuarenta años, saben el progreso que ha habido, aunque el número de comercios se haya resentido, algo habitual en los pueblos. Los fruteros están obligados a anunciar al gobierno aragonés cuántos temporeros van a necesitar, todos legales, si contratan de tapadillo la multa es importante, por eso lo tienen tan complicado los que vienen sin contrato. Ni hay trabajo ni se les podría contratar. También se ha invertido en dotar de alojamiento digno, con camas y duchas para la temporada frutera.




La vida pasa. Mientras el otoño se hace patente con algún día frío y el amarillo de las hojas de los árboles. Más tranquila. También porque cuando estoy, lo hago ocioso. Ves a los amigos. Te sientes a gusto. Es como un viaje al futuro, vivir lo que espero que sea dentro de un tiempo, vivir ahí fijo, y no estar de manera esporádica. Viendo como se hacen algunas cosas, por parte del ayuntamiento que se lleva años esperando, como la renovación del alumbrado en el centro histórico. Mejorando la estética y sobre todo el servicio a quienes vivimos en esa zona.




Aunque siempre hay cosas que a uno le disgustan. Y eso que cuando fui, iba preparado. La destrucción inadmisible y vergonzosa que están haciendo en Mularroya, saltándose la ley. No tengo foto ésta vez porque lamentablemente se me olvidó la cámara en casa. La vez anterior, en esa zona, habían talado ya los árboles, enfrente de las dos laderas taladas, al otro lado de la carretera. Había una máquina colocando los árboles para ser transportados, y curiosamente, un burro, de los de cuatro patas, orejas grandes y cola, con perdón del animalico. Porque siempre me han caído simpáticos, no entiendo que se le llame burro por no querer llevar pesos sobre el lomo. En ese lugar, casi irreconocible, brotando la tierra roja a borbotones, calculo que había unas quince máquinas devastando el terreno, entre excavadoras y camiones. En la foto de abajo, de mediados de septiembre, es la loma que queda a la derecha, ya se adivina un nuevo camino. En el antiguo apartadero al otro lado de la calzada, han hecho una nueva vía, no sé si desvío o para la maquinaria. También han cortado un camino a esa parte, ahora que no trabajan ahí. Como una metáfora, desde casa sobrevolar buitres sobre esa zona, las obras están al otro lado del monte. Nuevamente con perdón de los animalicos.


Por seguir con las ves, es sarcástico el repentino interés de Boné por el cernícalo en nuestro país. Casualmente lo protege en los municipios que no son de su cuerda en los Monegros. Dando vía libre a Gran Scala dónde le interesa. Hasta parece que ya tienen ubicación ¿definitiva? en Ontiñena. Dónde lo han recibido como un maná caído del cielo. Una perspectiva dónde incide el abandono secular y la falta de perspectivas de futuro. Eso sí, el dinero por delante antes de firmar, haciendo honor a la desconfianza habitual del agricultor y a tener el dinero bien amarrado. Nuevos fuegos de artificio, tienen que dar noticias para dar la sensación de que no es un fracaso. Por si fuera poco el colaboracionismo del GA con éste disparate, sacan la figura, a imitación de las comunidades levantinas, del agente urbanizador privado, con capacidad de expropiación. Una vez más, se copian los errores en vez de los aciertos. Es descorazonador.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

BONITO RELATO

esconxuradero dijo...

Buenos y fríos(meteorológicamente hablando)recuerdos me trae Ricla, de mi época de estudiante, cuando cada 2 años acudíamos a las Jornadas de Paleontología que se celebran, además de alguna excursión que nos llevaron a estudiar esas ramblas que teneís por allí plagadas de ammonites.
Lo de GS, aparte del aparente pufo, nos ha traído a primer plano nuevamente los males del Aragón profundo, de este Aragón desvertebrado, en el que a las gentes de los pueblos cualquier cosa les vale con tal de que les asegure un futuro allí para sus hijos.
Te agradezco que nos sigas comentando los avances de la escabechina que están haciendo en Mularroya. Por cierto, esos que tan pronto señalaron a los culpables del incendio de máquinas, ¿se han retractado? Porque nada más se ha vuelto a saber...
Saludos.

Alejandro dijo...

Gracias a ambos.

Esconxuradero, me alegra que conozcas el pueblo. Sí, en noviembre hace frío si sales al monte, jeje.

Hablé precisamente del tema del incendio con un amigo. No se sabe gran cosa. Se quedó en unas declaraciones de cara a la opinión pública y criminalizar. Yo diría que conociendo a los personajes no se han retractado. Lo peor es que el daño que están causando es irremediable aunque se paralizaran las obras.

Saludos.

La Araña Peluda dijo...

Paso a visitar tu blog, agradecido por los comentarios que has dejado en el mio. De lujo.

La urbanización indiscriminada es otro tema que toca los w... Yo creo que acabarán urbanizándonos hasta el cerebro, si no al tiempo.

salu2!

Alejandro dijo...

Gracias Araña.

Ojalá un día podamos escribir el fin del tauromaquia. O mejor dicho tauromafia.

Saludos.

enrestida dijo...

El Sábado 20 de Diciembre desde A Enrestida organizamos un concierto con Obrint Pas, Prau y The Magnetophones en el Centro Cívico Universidad (C/Violante de Hungría), en Zaragoza, a partir de las 19:30h.

El precio del concierto son 12 € anticipada y 14 € en taquilla. Las entradas anticipadas se pueden adquirir en el bar Posturas, el bar Pottoka, la tienda Urban Hell, o en nuestro propio centro social, A Enrestida.

Aquí puedes ver el cartel del concierto: http://enrestida2008.files.wordpress.com/2008/11/definantifa.jpg

Aquí puedes escuchar una cuña de promoción del concierto: http://www.personal.able.es/ftolo/falca3.mp3

El Sábado anterior, 13 de Diciembre, hacemos una fiesta de presentación de éste concierto, con miembros del grupo The Magnetophones a los platos. Sonará reggae, ska y soul.

El cartel de esta fiesta lo puedes ver aquí: http://img513.imageshack.us/img513/4652/cartelfiestadia13ul2.jpg

Para cualquier duda (localización de los puntos de venta…), y más información en: www.enrestida08.com o en nuestro e-mail: aenrestida@gmail.com

Ayúdanos a difundir esta información. Reenvíalo y/o cuélgalo en tus espacios virtuales. Gracias!

Os esperamos a todos y todas!

Organiza: A Enrestida
Colaboran: Bloque Independentista de Cuchas, Magofermin, y Coordinadora Antifascista de Zaragoza
Ayudan: Gallizo, Birosta, Urban Hell, Pottoka, Crápula, Fergus y Posturas.