lunes, 16 de junio de 2008

Nace Cucha y país

Corriente interna en Chunta, partido que en sus estatutos recoge ese derecho. Aunque la experiencia de Puyalón se acabara diluyendo y saliendo del partido la mayoría de sus miembros para ingresar en el BIC. Una experiencia de la que habría que mirar aciertos y errores. Ocurren en un momento en que se pide renovación interna, regeneración que diría Costa. El tiempo dirá la trayectoria e influencia que pueda tener. Una continuación de la última asambleya con el sector crítico. Con el lema que le da nombre, cucha, izquierda y país, sencillo, pero que hay que aplicarlo. Al menos la Declaración de Cañizar ha creado cierta ilusión y ganas de trabajar en el proyecto. Que parece retornar a los orígenes de CHA. Entrevista a su portavoz Valentín Cazaña publicada en el Periódico.
En CHA, las corrientes internas están regladas ¿responde Cucha y País a esa manera de funcionar?

--Sí, están en los estatutos. Y tras la última asamblea se ampliaron las herramientas para llegar a la militancia. No es la razón de constituirnos, pero nos permitirá una relación directa con la militancia.

--¿Qué es esta corriente?

--Exclusivamente, una corriente de opinión. Se identifica al máximo con todos los valores y la tradición de CHA, y con el proyecto de futuro. Tratamos de movilizar, de recuperar el espíritu chuntero del militante que se ha ido desmovilizando. Ha habido cierto volumen de bajas. Y vamos, incluso, a tratar de recuperar a esa gente.

--¿Sustituye a Puyalón?

--No. Hay alguna persona que estuvo en Puyalón, pero pocas. En la historia de CHA solo ha habido una corriente y eso se puede homologar, pero nada más. Ideológicamente, no tiene por qué coincidir. Puyalón era soberanista y nosotros dejamos claro que caben del federalismo al independentismo.

--¿Por qué la han promovido?

--Tras la asamblea, la gente que nos presentamos en la candidatura de Lola Giménez (alternativa a la oficial) vimos que compartíamos un modelo de organización y una visión de por dónde debe caminar CHA. Iniciamos una reflexión para articularlo y nadie ha pensado que se perjudica a la organización.

--Ustedes forman, entonces, lo que se dio en llamar sector crítico.

--El sector crítico era muy heterogéneo. La inmensa mayoría de la gente que apoyó la lista de Lola está ahora en Cucha y País. Y gente que no estuvo se ha incorporado.

--¿Se da imagen de división?

--No. La palabra división no la acepto. Acepto la palabra pluralidad. Es razonable que haya diversas visiones de cómo llegar a la sociedad y cómo articular la organización. Esta corriente solo se entiende dentro de CHA, con lealtad a los estatutos y a los órganos del partido. En positivo. Tratando de que estemos más presentes en la calle, en la sociedad y absolutamente en todos los ámbitos.

--Ha habido abandonos en CHA. Incluso alguno colectivo se hizo público ¿qué opinan?

--La gente de Tercera vía en su momento apoyó la candidatura de Lola. Tenemos relación personal y política y cuando hablo de tratar de recuperar a los que se han ido pienso en ellos. No se puede prescindir de su capital político y experiencia. Les he hecho una invitación explícita para que valoren volver.

--Ustedes no entraron, por falta de acuerdo, en la ejecutiva de CHA ¿cómo valoran su trabajo?

--Es pronto. La corriente valorará en su momento ese trabajo.

--¿Puede resumir lo que dice la Declaración de Cañizar, el texto en el que se basa la nueva corriente?

--Más participación de la militancia y de CHA en el movimiento social. Abrirnos más a la sociedad y que todas las visiones dentro del partido se tengan en cuenta.

No hay comentarios: