lunes, 20 de agosto de 2007

Lechago

El pantano de Lechago, en Teruel, es una de las obras del nefasto Pacto del Agua, y que ponen como ejemplo de obra beneficiosa para Aragón. Como el embalse de El Val, aunque por el canon rieguen más en Navarra y no en Aragón. Aparte de poner un pantano al pie del Moncayo y al lado del pueblo de Los Fayos. Cumple todos los preceptos: obra lárgamente demandada, dudosa utilidad (campo de golf en Calatayud, refuerzo de regadíosen el Jalón...), obra costosa y de impacto ambiental y social, dudoso caudal... A mi me recuerda bastante a Mularroya, empezando por el trasvase de un río mayor a uno más pequeño, Jalón-Grío, en éste caso Jiloca-Pancrudo con "sobrantes" de invierno. Dos ríos que se cruzan de un salto el Grío y el Pancrudo y dónde van ubicadas las presas. El daño en Lechago ya está hecho, la obra ya está prácticamente finalizada, inundando la vega de tres pueblos: Lechago, Luco de Jiloca y Navarrete del Río. Como es habitual, la alegría presupuestaria y la celeridad en las obras de la presa, ni mucho menos es la misma para realizar las compensaciones a los afectados, que por dignidad debería ser el aspecto prioritario. Demostrando una vez más la poca humanidad de quien hace éstas obras y su nulo compromiso social, lejos de las grandes palabras sobre los beneficios que supuestamente va a traer la obra, se olvidan de quien hace el sacrificio.


Zona del vaso del embalse

La Asociación de Amigos de Lechago, como el año pasado se manifiesta el 21 de agosto para pedir las justas compensaciones a la CHE. El año pasado se cortó la carretera a Teruel, éste se paralizan las obras. Cuatro años después de iniciadas las obras, ni la CHE ni la DGA han hecho nada en la restitución a los afectados. En el caso de El Val obligaron a los vecinos a reclamarlo vía judicial. Y se quejan de la judicialización de la política hidráulica. Son 14 millones de euros para dotar al municipio de unos servicios sociales de los que carece, culpan al ayuntamiento de Calamocha, del que dependen, son 60 habitantes. Consiste en dos fases. La primera en el acondicionamiento de algunas calles, el alcantarillado, el abastecimiento de agua y la rehabilitación de edificios de su patrimonio cultural. La segunda recoge la creación de un parque lineal perpendicular al embalse, para usos recreativos, y un pabellón multiusos. Aquí cabría señalar si éstos equipamientos no podían venir sin el embalse, ya que es algo justo. Suelen aprovechar una necesidad para chantajear, sino aceptas el embalse, no lo hacemos, de manera mezquina y bochornosa, ejemplos hay muchos en éste tipo de obras. La respuesta de la CHE es licitar obras por valor de 200000 euros, sin comentarios. Y gracias a la presión, que si no aún se estaría esperando. El acondicionamiento de la primera planta del del ayuntamiento de Lechago, las obras de contención de arrastres, la mejora del firme del acceso al cementerio de Luco de Jiloca, arreglo del camino de acceso al cementerio de Navarrete del Río y la restitución de la toma de la acequia de Navarre en la margen derecha, en Luco de Jiloca. Incorporados al programa AGUA del MIMAM.


Río Pancrudo

Pedro Roche, portavoz de los afectados Pedro Roche, la licitación de las obras de restitución No responde a los proyectos planteados por los propios afectados. La partida se concedió gracias a la intervención de CHA en el Congreso de los Diputados, porque los trámites realizados por la CHE no han dado ningún fruto ya que todavía no están aprobados en el ministerio. La CHE ha proyectado invertir este dinero en una infraestructuras que afectan directamente a la construcción del embalse, que deberían ser asumidas por la confederación. Esos 200000 euros van a ser finalmente gastados en mejorar algunos caminos, y hacer diques de arrastre. Se lo van a gastar en esto porque sería una vergüenza tener que devolver el dinero a Madrid, y no se pueden empezar los proyectos acordados porque la redacción de la primera fase estuvo paralizada en Zaragoza hasta el año pasado que se envió al ministerio y la segunda ni siquiera está redactada.

No hay comentarios: