lunes, 20 de agosto de 2007

La exclusividad de las Bardenas

Mucho se habla interesadamente del abastecimiento de agua a Zaragoza como justificación para el recrecimiento de Yesa. Campañas publicitarias, mediáticas, regular aparición en los medios de comunicación, en las declaraciones de políticos y agentes sociales. Una mentira al estilo goebbeliano. Al estilo trasvasistas de "Beneficia a todos y no perjudica a andie", contando los muchos beneficios e ignorando a los afectados. Una perspectiva colonialista. Muchas veces se ha comentado la verdad de este asunto, con las pruebas científicas, legales y morales. La UE denegó la financiación para el abastecimiento si iba asociado al recrecimiento de Yesa. El resto, la acequia de la Sora, el embalse de la Loteta y las tuberías a Zaragoza están dispuestas. Pero los intereses políticos y de poder en las comunidades de regantes y sillones políticos son más fuertes, y pasan por encima de todo. Otra medida de presión es citar la Expo 2008 como razón. Una exposición que por el momento nada respeta el lema de desarrollo sostenible. Recientemente aparecía en el diario Gara un uso del agua de Itoiz para abastecer Zaragoza durante la Expo, en caso de necesidad. Porque de Yesa ya no va a ser posible por mucha prisa que se den en recrecerlo. Cuenta además con el hándicap que vamos a comentar ahora, la exclusividad de las Bardenas sobre ese agua. Recogido en el Plan Hidrológico del Ebro, de 1999, y que cita pequeños regadíos al norte de Yesa.


Itoiz



No sólo se asocia el infame recrecimiento a la Expo, sino ahora como guinda, el otro monstruo del Pirineo, se une a la Expo. Es difícil hacerlo peor. Un embalse que no se atreven a llenar por los continuados episodios de sismicidad inducida, provocados por la presión sobre el entorno donde se asienta la presa. Volviendo a la exclusividad de las Bardenas sobre el agua de Yesa. Sólo permite el uso de "sobrantes". No sólo es algo colonial y anacrónico, un privilegio. Sino que es ilegal, la ley de aguas, superior al PHN, da prioridad al consumo humano sobre el agrícola, así que derogando ese decreto se liberan caudales de Yesa. Lo que unido a hacer realidad la alternativa al recrecimiento, se podría abastecer Zaragoza derivando desde la acequia de la Sora al embalse de la Loteta, acabado y sin llenar, ellos sabrán porque, para justificar el recrecimiento, y de ahí a Zaragoza. Como bien indica la asociación Río Aragón. Lo demás es el círculo constante de justificación de más embalses por unas supuestas necesidades o carencia de agua. Bastaría reformar esa ley. Por no hablar de lo que liberarían las 10000 hectáreas ilegales, y la modernización de todas.

No hay comentarios: