jueves, 24 de mayo de 2007

Visita colonial de Aznar

El expresidente español José María Aznar sigue con su delirio, su huida hacia adelante. Alguno podrá decir que por su afición al vino como excusa, pero es que le viene desde sus escritos de juventud. Ya nació así. Fascista. Sigue sembrando la mentira, el odio y la confrontación. Lo peor de todo es que sigue teniendo muchos incondicionales. Que le ríen las gracietas, las ocurrencias y le aplauden cual líder mesiánico. Da vergüenza y asco. No asimila la derrota electoral tres años después, porque es una persona de convicciones antidemocráticas. Y ha empeorado su estado ya de por si precario. En Calatayud, feudo popular, que bien elige los sitios, fue el lugar de su atril del odio. Lo positivo que podemos sacar, es que esta línea de extrema derecha, aleja al PP del electorado de centro, y por tanto le resta votos. Los radicales los tiene ya bastante ganados. Es curioso como el electorado suele ser fiel a los partidos, y las elecciones las acaban decidiendo muchas veces el electorado de centro, lo que minimiza las pocas diferencias entre derecha e izquierda en los grandes partidos. Y ese otro gran bloque de indecisos, o que no vota, y que sólo grandes sucesos le hace ir a votar. Es decir, paradójicamente puede decidir gente alejada de la actualidad política.





Resulta que viene a nuestro país a hacer una alocución fascista, y encuentra acólitos que le apoyan. De hablar del tema de actualidad, centrándose en el sitio donde estaba. nada de nada. Su mentalidad centralista y colonial le lleva a tratarnos con ese desprecio. ¿Que son las cuestiones aragonesas frente a la grandeza imperial? Además cobardemente intentó matizar lo dicho, pero si ya le conocemos, no es la primera vez que actúa así, es su línea de actuación, con la repercusión que tuvo. Seguramente porque vió que le quitaba votos.

De otra época


No podía faltar la acusación de quitar la condición de español a Zapatero. Proceso de desnacionalización y de destrucción del Estado. La única nación verdadera. Ignorando la configuración autonómica española. Ninguno de los presidentes anteriores puso en cuestión los pactos básicos de la transición. Sarcástico, quien se opuso a ella en su día. Removiendo el pasado y los muertos. Lo que hacen los curas se excluye de esto. Perdonar no es olvidar. Una verdadera democracia no se cimenta en el olvido. Provocando que media España no acepte a la otra media y eso, que nos condujo a lo peor de nuestra historia hace 70 años, es el esquema político que se quiere repetir ahora. La intransigencia es la que lleva a eso, no aceptar lo que hay en España, no la España idealizada de la derecha, la de verdad, la de buenos y malos. Eso no lo pueden cambiar. La táctica del miedo, la de siempre. Como es mentiroso, negó que se refiriera a la guerra civil, cuando su discurso está grabado. Otro ridículo.
En lugar de defender la nación española, la gran nación española, la soberanía única nacional que corresponde a todos los españoles, hay quien se dedica a pasearse por ahí y en cada campanario de cada pueblo descubre una nación nueva. Dicho con ese estúpido acento américano. Ese es su respeto a la diversidad antes comentado. No la aceptan, de la imposición viene el rechazo y la crispación. Cada voto que no vaya al PP servirá para consolidar la presencia de los terroristas en las instituciones. Lo dice quien ezxcarceló o acercó al País Vasco a numerosos etarras. Cinismo puro. Sólo el PP, fundamentalismo. La doctrina del partido único. Sacar rédito de los muertos. Criticando el mismo diálogo que él tuvo con ETA. Sólo los necios, desinformados y fanáticos se pueden tragar estas mentiras. Todo ello entre los vítores y el servilismo de los principales responsables de la sucursal colonial en Aragón y Calatayud.

No hay comentarios: