domingo, 4 de marzo de 2007

Ley del Suelo

Entre tanta vorágine política, a veces pasan más inadvertidas de lo debido, noticias significativas. Entre ETA, la Iglesia, la derecha manifestante... aprueban una ley del suelo que realmente afecta a la vida de la gente, en un derecho básico y constitucional, aunque de éste concretamente se ocupan poco, y no logra hacerse el hueco mediático. Casi parafraseo al PP, el partido que dice dedicarse a las cosas que de verdad importan a la gente. Pues a los españoles les debe preocupar mucho la defensa de la nación centralista, pues es al que dedican más esfuerzos. Durante su mandato aumentóescandalosamente el precio de la vivienda y la especulación. O sea, que al PP no le parece que éste sea un tema que preocupe a los españoles. A los españoles, incluso los periféricos, no les importan los nacionalismos, pero es un eje fundamental de ataque del PP, junto a su comentado nacionalismo español. ¿Por que no dejan de crispar con ese tema si no les importa ni a ellos ni a los españoles? ¿Que ha hecho por este otro tema? El PSOE no es que sea la panacea, pero al menos intenta algo, y se va a ver favorecido porque la burbuja iunmobiliaria no puede subir más, ya se estabilizan las subidas, no baja, pero ya más o menos sube lo mismo cada mes.






Así se ve como positivo y como signo del desarrollo español, o desarrollismo, que en 2004 se volviera a batir el record de consumo de cemento. Que sea el primer estado europeo en importación de cemento, y segundo del mundo tras EEUU, que es 19 veces más extenso, hay que hacer méritos para superar a China con lo que están haciendo por ahí. Y que se construya más que en Francia, Italia y Alemania juntas. Lo que es un dato tremendo, estados que le superan en población ampliamente. Pero claro, se justifica con que hay demanda, y que muchos europeos quieren pasar sus últimos años en la costa española, convirtiéndola en el mayor geriátrico del mundo. O la repelente frase de Rato, "Si hay esos precios es porque pueden pagarse". Normal que acabara de director gerente en el Fondo Monetario Internacional, tirano de la economía mundial.





Por eso uno se alegra de los problemas que están empezando a tener algunas inmobiliarias. Arrastradas por el desplome de Astroc. Es vergonzoso que en ocho años el aumento de la vivienda haya sido del 150%. Un piso que en 1999 valía 20 millones de pesetas, hoy vale 50. Esa parte de la constitución que poco la defienden, me conformaría con que fuese la mitad de lo que hacen con la unidad nacional. Tema abstracto, no real como este, que sí afecta a la vida de la gente.



Esta ley es el primer paso, el problema no se resuelve de la noche al día. Además se ha contado con los grupos ecologistas, lo que es positivo. Se deberá justificar la transformación de suelo rural en urbanizado. Reservar el 30% del suelo de proyectos urbanísticos a VPO. Ahí Zaragoza con CHA en Urbanismo es la ciudad de España donde más se ha construído VPOs. Y una mayor transparencia en estos procesos. Como que se sepa el nombre de los propietarios de terrenos que se recalifiquen. Frente a la ley del PP de 1998, que daba manga ancha para todo tipo de abusos inmobiliarios. Demostrando una vez más que no está con los ciudadanos de a pié sino con los poderosos, enriquecerse a costa de todos. Por eso se opone frontalmente a esta ley. Sus amigos los promotores con total desfachatez afirman que esta ley traerá pisos más caros. ¿Más? Y menos empleo, es decir, van a poder explotar a menos gente. No podemos olvidar que otro de los grandes proyectos del PP, el PHN, va directamente ligado a la construcción masiva en la costa levantina. A costa de lo que sea, el dinero manda. Y ahí también entran las urbanizaciones que podemos ver ya en cualquier punto de la geografía ibérica, con ayuntamientos de cualquier signo.

No hay comentarios: