domingo, 14 de enero de 2007

De Madrid a Génova

Cuando Rajoy habla, sube el precio del pan y aumentan los casos de otitis. En este caso fue en la presentación de los enemigos íntimos madrileños como candidatos, Esperancita Aguirre al invento de la Comunidad de Madrid, y Alberto Ruiz Gallardón a la alcaldía de la metrópoli o Madrid. Anteriormente ya se comentó otra de sus intervenciones fascistoides. Hablaba del modelo de estado, ésta es una continuación de aquella, que mejor modelo para los buenos españoles que seguir al mejor ejemplo del ideal pepero, la capital, Madrid, el emblema. Le viene de lejos, en una vergonzosa intervención en Zaragoza a finales de 2004, nada más ser dedocráticamente elegido por Aznar, arremetió contra los que íbamos a ir al Abrazo Azul "antiespañoles, caraduras e insolidarios".


Dí que sí campeón.


"Madrid es la expresión del proyecto político que los populares", lo que va bien en un sitio no tiene porque ir en un contexto diferente igual, y menos impuesto. "Una capital y una comunidad de todos y para todos, un espacio de modernidad y progreso, que es capaz de crecer en población y bienestar dentro de un marco de sostenibilidad justo y tolerante". El día que todos recibamos las mismas inversiones que en Madrid, podrás decir eso, mientras se estará en desventaja, y aún vienen con la solidaridad, fácil decirlo desde la comodidad, o que el dinero se lo llevan vascos y catalanes. Madrid fue la comunidad que más ha recibido los últimos cinco años (datos Presupuestos Generales del Estado). Siendo la comunidad con mayor renta renta per cápita, esa es su solidaridad, bajo la excusa de "las necesidades de la capital", como si en otros sitios no fueran incluso más acuciantes y esperadas, y no fuera poco las sinergias positivas para la instalación de empresas o sedes de las mismas que tributan ahí aunque tenga la factoría en otro lugar. Algunos se creen que por ser la capital, el resto ha de estar a su interés y lo que ellos digan, centralizando todo y atrayendo lo que les conviene.

Hubo gente que no pudo entrar y lo siguió desde fuera.

"Madrid es el emblema de la España que quiere el PP, una sociedad abierta, libre, pujante y próspera, una capital y una comunidad que tiene sus propias señas de identidad: ser líderes en libertad, en igualdad de oportunidades, en prosperidad, en crecimiento económico, en solidaridad, en tolerancia y, sobre todo, en ir a más y sumar, sin exclusiones" Parte lo hemos comentado en el párrafo anterior. Las señas de identidad del PP son imponer el españolismo a los demás, diferenciar entre buenos (los que le siguen) y malos (los que no), cualquier cosa menos tolerancia. Las exclusiones va dirigido a los nacionalismos periféricos. En todos los sitios hay buena y mala gente, en Madrid, en Bilbao y en cualquier sitio, va con la gente excluir o no, no de un sentimiento nacional. Ellos excluyen la legitimidad de pensar distinto, y cualquier forma democrática de darle cabida o de consulta de decisión.


Desde las elecciones generales de 2004 se le quedó esta cara.

"Es ambición de libertad, de futuro, de dinamismo, de cosmopolitismo y de superación ante las dificultades, un espacio seguro de si mismo, de lo que es y de lo que quiere seguir siendo, una capital y una comunidad que se enorgullecen de ser españoles y miran al resto con simpatía". Me parece muy bien, es lógico que en España se sientan españoles, dónde no es España no puede sentirse igual, por más que se empeñen, y ahí entra su falta de tolerancia. Porque a quien no se siente español muchos ya no le miran con esa simpatía, o ese sentimiento de condescendencia, o de simpatía mientras pienses como yo, ¿que libertad es esa? "Por eso me gusta Madrid, es liberal y española. En Madrid a nadie se le pregunta de dónde viene y a dónde va". Como cantaba Manolo Escobar, moderno pero español. ¿Es el único sitio dónde la gente se mueve con libertad? ¿está mal preguntarlo? veo más fácil integrar así que pasando y yendo cada uno a lo suyo. Normal que miren con simpatía a gente que genera riqueza porque no puede quedarse en su lugar de origen, y que quieran uniformizar identidades, y no hacer un mosaico mestizo. "No hay pedigrís, ni mitos identitarios que dividan a los ciudadanos". Divide quien no admite la diferencia. En todo caso es curioso que se diga de la ciudad que tiene un banderón español que no lo mueve ni el huracán de las Azores. En cuanto a mitos identitarios, habría que revisar sus conceptos históricos interesados y manipulados, empezando por cuando nace España como estado unido políticamente.



"No hay mitos identitarios"

"No se pone mala cara a nadie, aquí se busca incluir a las personas y no excluirlas, la gente no se mira en el ombligo identidades decimonónicas". ¿Con quien lo compara con esa insistencia? Parece más esconder complejos de inferioridad. Mi identidad es la buena la tuya es falsa. "Tenemos que ganar en Madrid, por Madrid y por España, porque en Madrid hay hoy una voz comprometida por la libertad". ¿Que tiene que ver España si es el gobierno local y autonómico? ¿O pretende mangonear desde ahí? ¿Quién hablaba de identidades decimonónicas? ¿El resto del Estado está bajo una dictadura que habla tanto de libertad? Precisamente desde dónde se cercena la de otros, se pone de ejemplo de libertad. Una vez más, Rajoy muestra la intolerancia y los complejos de él y su partido.
Al acabar, se ofreció un vino español.

No hay comentarios: