sábado, 30 de diciembre de 2006

Bomba al proceso de paz

La noticia del atentado nos ha dejado con la sangre helada. Más tras saber que hay dos muertos, dos ecuatorianos que vinieron buscando un futuro más próspero y encontraron la muerte, en una acción brutal y salvaje que no admite otra cosa que la condena más contundente. Pero creo que hay que mirar hacia adelante desde el respeto absoluto a las víctimas, porque la paz así lo merece, apara que no haya ninguna víctima más.
Enigmática ha sido la reacción de Batasuna, solidarizándose con las víctimas. Como si le hubiera pillado por sorpresa. ¿Posible escisión en ETA o lucha por imponer su criterio en la banda asesina? No sería la primera escisión ni en ETA ni en otro grupo terrorista. Políticamente es lo peor que le podía pasar a Batasuna, también demostraría su falta de influencia sobre la banda.
La reacción del PP y la derecha ha sido la esperada, nauseabunda, aprovechando para beneficiarse políticamente del terrorismo. Y el ya decía yo. Olvidando que cuando ellos negociaron con ETA, por más que lo nieguen, hicieron más concesiones que las que ha llegado a hacer Zapatero. Aquí incluyo a las asociaciones y foros seguidistas y arietes de su política.
Para el PSOE es un duro golpe, aún así y discrepando en muchas cuestiones con Zapatero, le agradezco que lo haya intentado, creo que es el único camino para acabar con el terrorismo y que en el futuro tendrá que ser así. Ha encontrado una razón de peso para dar por concluído un proceso moribundo. Un proceso que da la impresión que le ha venido grande al PSOE, y que daba la impresión que no sabía dónde se metía y que implicaba en cuanto a gestos y concesiones. Mi duda es que para que se metió en el proceso para luego no hacer nada, sabiendo que le podía costar políticamente y con la oposición de los sectores más carcas del partido. Parecía más una apuesta de Zapatero que del partido. Le ha faltado determinación, no se puede esperar a un cese total de la violencia, sino determinación si lo inicias. Rubalcaba por otra parte no puede pasar de pedir amnistía para los responsables de los GAL y ser parte activa de esa época a creer en una salida dialogada. Junto que a la mayoría de la sociedad española le falta madurez y base democrática para aceptar un diálogo como fin de la violencia.

No hay comentarios: