viernes, 19 de octubre de 2012

La historia según Esperanza Aguirre

El burdo nacionalismo español acostumbra a ser grandilocuente con la historia de España. A la que manipulan sin pudor alguno, ya sea apropiándose de la historia de otras identidades, especialmente la castellana y aragonesa, o exagerando cuando no inventando. Teniendo la desfachatez, tengan razón o no, de acusar a "los nacionalismos" de manipular la historia.

Así Esperanza Aguirre no duda en afirmar y no solo eso, sino extender el bulo a los niños, lo que ellos llamarían adoctrinar.

Cataluña nunca fue independiente, pese a lo que se enseña en algunas escuelas, y por tanto no se pueden establecer paralelismos con Escocia, que durante muchos años fue un reino independiente de Gran Bretaña. La educación debe servir para que los niños aprendan a sumar, a leer y la historia verdadera, no la que inventan los nacionalistas. España es una gran nación, con 3.000 años de historia. Eso lo tienen que saber los niños.

Debería de repasarse la historia de la Corona de Aragón y su crácter confederal, y que en todo caso la Corona de Castilla y la de Aragón fueron dos estados soberanos, hasta que en 1707 con los decretos de nueva planta se unifican políticamente y bajo unas mismas leyes, las castellanas, por derecho de conquista. Aún así el término nación nace en el siglo XIX tal y como hacemos uso hoy de él. 1812 puede ser incluso una fecha más adecuada para indicar el nacimiento del estado español. En todo caso sea cual sea la historia, no impide que Cataluña o cualquier otro territorio reclame su derecho de autodeterminación. Desde luego la historia, trufada del triunfalismo franquista de un pasado glorioso inexistente, no es la que se debe aprender. Una persona que es incapaz de distinguir solar, lo que hoy ocupa el estado español, con que ya existiera hace 3000 años cuando llegaron los fenicios. Quizá por ser más antigua haya que remontarse a las pinturas de Altamira, puestos a decir sandeces.

No hay comentarios: