martes, 28 de febrero de 2012

Rosell ataca a los parados

Vivimos una época donde se hace culpable a la persona desempleada de su estado. Se quita toda responsabilidad al contexto socioeconómico y a la precariedad laboral. Además uno debe de mantener una actitud optimista y positiva a pesar de todo. Se prima el individualismo y es que al final es que uno no se esfuerza lo suficiente por encontrar un empleo. En este contexto se inscriben las por enésima vez desvergonzadas declaraciones del presidente de la CEOE, Juan Rosell, que ahora culpa a las personas desempleadas de buscar empleo solo al final del periodo en el que cobra prestación por desempleo. Unas declaraciones insultantes y para las que hace falta ser retorcido. Es la impunidad que tiene y además contar con el gobierno cómplice del PP. Así recientemente se ha criticado desde la CEOE tanto el derecho de huelga como la productividad. Nada dicen de las cuantiosas cantidades de dinero público que reciben las confederaciones de empresarios.

La mala calidad de empleo que ofrecen, los que se consideran de manera fraudulenta generadores de empleo y riqueza, hace que otros de la CEOE como Feito pidan que se retire las prestaciones a quien rechace un empleo, sin contar la disponibilidad que se tenga. Y que Rosell pida que haya más protagonismo de las empresas privadas de búsqueda de empleo, que por otro lado deberían de estar prohibidas por explotar a las personas a las que obtienen un trabajo temporal y mal remunerado. Pero a todo esto hay que responder con optimismo y que si no tienes trabajo es tu culpa. El capitalismo es capaz de dejarte en la precariedad y además culpabilizarte de ello.

No hay comentarios: