martes, 2 de agosto de 2011

Villar y los Reyes Católicos

La brillantez con la que la selección española de fútbol ha ganado la Eurocopa y El Mundial, ha acabado por obnubilar a presidente de la federación, Ángel María Villar, que por otra parte este sí que no destacó nunca por su brillantez. Inventor de vocablos como furbol. Tras afirmar sin rubor.
Desde que España se constituyó como unidad nacional con los Reyes Católicos, el Mundial ha sido uno de los acontecimientos que más alegría ha generado.

Buena patada a la historia que no al balón. El concepto nación aparece en el siglo XIX y aunque hubiera existido, resulta que la unidad política española no es hasta más de 200 años después con la Guerra de Sucesión y la llegada de la dinastía Borbón con Felipe V. Una ignorante afirmación propia del franquismo sociológico que mitifica y falsifica a los Reyes Católicos. Olvidando por ejemplo su intolerancia religiosa y racial. El propio Fernando intentó que hubiera una sucesión diferente para la Corona de Aragón, pero al poco de nacer murió su hijo con Germana de Foix.



Mostrando una vez más la banalidad del nacionalismo español. Los que hablan de no mezclar política y deporte la emplean para sustentar la unidad de la nación. Debe ser que con sus políticas y no respeto a la diversidad son incapaces de lograrlo. Algo realmente burdo sentir orgullo nacional a través de unos resultados deportivos y no por otras cosas como la cultura. Que se necesite esa victoria deportiva. Con dosis de hipocresía como salir a vitorear a los jugadores y que cuando vuelvan a enfundarse las camisetas de sus equipos llamarles polacos a la mitad de ellos.

No hay comentarios: