martes, 23 de agosto de 2011

El guarda de Mularroya

El otro día fui por el desvío alternativo a las obras. Son tan listos que se cargan la carretera antes de tener la variante hecha. El desvío va por un camino entre campos, por un camino nuevo paralelo a la variante, por la misma variante (donde me ha adelantado un guarda forestal) y por un camino por el pinar hasta que desemboca muy cerca del parque.


Inicio del desvío, donde solo hay una flecha azul indicadora, ningún cartel que prohiba el paso o que se necesite autorización.

Parte del desvío que discurre paralelo a la variante

La Perdiz (derecha) desde la variante y la autovía (izquierda)

Tramo de la variante entre pinos
Ahí llega mi disgusto al ver el parque totalmente arrasado, sólo quedan en pie algunas pequeñas edificaciones en estado ruinoso ya antes de las obras. Quizá ya lleve semanas así pero me impacta. No lo sabía. Las marcas son recientes y la tierra removida blanda. Hay montones esparcidos de viruta. Estoy un rato sacando fotos. Me acerco a la ribera, bastante arrasada en ese tramo para ver un cauce de cascajos. Al otro lado están la gasolinera y el motel abandonados, un gran montón de grava y detrás de lo que era el vivero unas casetas de obra. Donde veo que hay un tipo que me observa.


Dejando la variante el desvío sigue por una pista forestal en dirección a la antigua N-II

Ribera del río Grío arrasada y con taludes, paralela a la antigua N-II

Maquinaria


Cuando vuelvo y casi en el desvío veo un coche que viene con un  guarda privado. Espero que me pase de largo o me pare y me deje seguir. Para. Antes en el camino me he cruzado con un vehículo de la obra que sólo ha dejado la polvareda. Me pregunta cómo he llegado. Por el desvío. Por ahí no puedes ir, es un camino privado. Después en casa he mirado en la web comarcal y sólo pueden ir vehículos agrícolas autorizados. Y además en época de recolección, se ve que no saben que hay más tareas agrícolas aparte de esa. No tengo por qué saberlo y menos si al inicio no hay ningún cartel que lo advierta. A la vuelta me cercioro de que así es. Incluso desde la autovía se señala a Santa Cruz de Grío por la N-IIa, luego en la misma te indican desvío por A-2. Me pide el DNI, lo tengo en casa y le doy el número y mi nombre. El mozo aparenta menos años que yo. Me pide autorizacion para sacarle una foto en la bici, le digo que sí. Pero me callo que he visto a otros ciclistas por el desvío e incluso la variante. Le pido por favor que me deje volver por dónde he venido. Me dice que no se puede. No me hagas ir por la autovía que es puente y no puede ir una bici. Nada. En fin. No le he querido decir que la obra es ilegal.


Puente sobre la pista forestal con el Grío entubado

Ladera talada y cauce del Grío

Por no perder más tiempo me doy media vuelta. Al pasar por donde el sujeto que me miraba antes me increpa y me grita cómo he llegado a la obra. Vuelvo por la autovía donde el problema es el calor. Resumiendo. Esta gente llega, hace una obra ilegal y además impide el libre paso por un camino de monte que debería ser público. Aparte de ser incapaces de señalizar correctamente.

No hay comentarios: