viernes, 24 de septiembre de 2010

Extremadura y los toros

Es loable que haya autonomías, que como Extremadura empiecen a legislar sobre los festejos populares con toros. Son muchos en toda la geografía española donde se cometen toda clase de tropelías. Paso a paso se van eliminando. Todavía es difícil a nivel popular la aceptación de ésto como algo lógico y el respeto a los animales.

Ya no habrá toros ensogados ni embolados. Y se confirma por ley que al toro de Coria no le podrán clavar alfileres. Quizá ahora lo saquen por la calle y le peguen un tiro de escopeta al rato nada más.

Sin embargo sorprende que su presidente Fernández Vara critique sin citar a Catalunya. Vale que es darle carnaza al reaccionarismo taurino la pervivencia de los correbous, para los que entienden ésto como algo identitario. Es una incongruencia pero de los políticos, no de los impulsores de la ILP, que lo habrían incluido, pero no lo hicieron sabiendo la negativa se prefirió acabar con las corridas de toros. Es curioso que lo diga porque en su comunidad no se las han prohibido, así que si habla de respeto animal que él sí se atreva a prohibirlo todo antes de criticar a los demás. Una persona que es taurina.

No hay comentarios: