miércoles, 19 de agosto de 2009

Sobre el incendio en San Gregorio

El incendio ocurrido en el tristemente célebre campo de maniobras de San Gregorio, pone de manifiesto una vez más el abuso, el colonialismo y la prepotencia del ejército español en relación a Aragón. Es normal que en pleno verano en un sitio lleno de chatarra y residuos militares de los cientos de ejercicios que han ido realizando, pueda haber un incendio. Quizá lo raro es que no ocurriera antes. Aún con todo lo dicho lo que no es normal es que se origine dentro, sobrepase los extensos límites del campo y no den aviso a la autoridad civil hasta que se ven totalmente desbordados. Y aún hay quién les exculpa y les aplaude por su acción contra el fuego. Es indignante que por la tarde se hable de un pequeño incendio de unas decenas de hectáreas , y a la mañana siguiente sean cientos y esté descontrolado.

Un fuego iniciado en una zona de caída de proyectiles llamada Puig Amarillo. Los militares dicen que en verano no hacen ese tipo de ejercicios. Después de su ocultismo y falta de transparencia a la hora de informar, hay dudas razonables. También niegan que empleen munición de uranio empobrecido. Su imprudencia y falta de reacción ya ha costado que Tauste pierda un pinar. Y la quema de 6500 hectáreas. También es destacable las quejas de los alcaldes de los municipios afectados: Tauste, Remolinos, Pradilla y Torres de Berrellén. Que se depuren responsabilidades ya lo veo poco probable. Seguirán a lo suyo, bombardear y destruir. Aún con todo un incendio no es lo peor que pueden provocar. Y lo más triste es que mucha gente les seguirá lanzando vivas.

No hay comentarios: