miércoles, 24 de junio de 2009

La escoria de Coria

Coria es una bonita localidad cacereña. Podría ser conocida por su rico legado histórico y artístico. Lamentablemente lo es más por la inmunda tradición del toro de Coria durante las fiestas de San Juan. Penosamente declaradas de interés turístico nacional. Vamos, que lo que valora España de sus fiestas y tradiciones es el barbarismo. Intentan situar el origen en los vetones, ni más ni menos, como culto sagrado al toro. Vaya manera de rendirle pleitesía. Una más de las tradiciones brutales y crueles que hay en España. También está la leyenda que antes era un joven del pueblo a sorteo, que debía defenderse del linchamiento de sus convecinos, hasta que un año le tocó a un rico y lo cambiaron por un toro. Sea cuál sea el origen, a día de hoy es injustificable que continúe.


(Foto Público)


Esta tradición, como si esa condición ya justificara su permanencia, consiste en lo que llaman un encierro. Consiste en que un toro va deambulando por las calles y la gente le tira dardos con cerbatanas, hasta que cae rendido y le cortan los testículos en su agonía y le rematan a tiro de escopeta, con mucha gallardía por parte de los mozos. Un premio igual que el de toro de Tordesillas. Una auténtica turba y escoria. Aunque el alcalde Juan Valle diga que los dardos apenas dañan al toro. Y que estéticamente hace feo. Este año han tenido el detalle de prohibir el lanzamiento de dardos. Y que los catetos del pueblo no prueben su puntería. Quién se divierte maltratando animales no merece la consideración de humana.

1 comentario:

La Araña Peluda dijo...

perdón, Llego con retraso.

Lo cierto es que los festejos de este villorrio no son ni más ni menos brutales, ni más ni menos necios, que los de cientos de aldeas paleolíticas de ejjjpaña; el problema es que por causa de esos "adornos" que le tiran al toro, se han ganado un puesto de honor en el ranking del garrulus sanguinarium hispánicus.

No sé si recordarás el post dedicado a estas "fiestas", pero varios meses después tenemos a varias moscas cojoneras dejándonos insultos, Están indignadísimos.

salu2!