sábado, 18 de abril de 2009

Variante de Mularroya

Continuando con la actuación ilegal y la política de hechos consumados, han comenzado los trabajos de la variante. La antigua N-II, convertido en vía de servicio y que conecta con las carreteras a Morata de Jalón y Santa Cruz de Grío, quedará inundada por el embalse, y lleva ya un tiempo cortada, salvo para vehículos agrícolas. Unos dos kilómetros más allá del parque, se corta la carretera. Sorprende un poco que cercenen esa vía y obliguen a ir por la autovía, que no es tanto la distancia que hay poca diferencia, sino el tráfico y la peligrosidad de algunas curvas de dicha autovía. También la carretera a Santa Cruz de Grío se verá afectada por la cola del embalse.
Ya han comenzado la tala de árboles, una más, para los trabajos de la nueva carretera que contará con 12,9 kilómetros. Incluye un viaducto de 236 metros y un túnel de 282 metros. Como se ve tiene cierta complejidad técnica, ya que pasa por los montes que quedan al este del vaso del embalse, al oeste está la autovía, cuyo trazado se vio modificado en 1992 precisamente por tener en cuenta esta obra caduca del infausto pacto del agua. Obvia decir el coste añadido que supone para la obra, ya elevado de por sí, y más aún teniendo en cuenta que hay que construir el túnel del trasvase de otros 12 kilómetros.

No hay comentarios: