domingo, 12 de abril de 2009

Tarde y mal

Así ha reaccionado el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente al banderón que el españolismo militante le plantó al monumento a su antecesor hace unos meses. Viene además por la queja ciudadana al respecto y unos cientos de firmas. Un tema que conoce de primera mano pues asistió a ese acto y posteriormente siguió en la entrega de cuarteles en la academia general militar. En su caso no será por falta de banderas. Aún con todo demuestra que el banderón incumple la ley aragonesa de símbolos.

La bandera de Aragón deberá ondear junto a la de España,
ocupando lugar preferente inmediatamente después de esta, en el exterior de
todos los edificios públicos civiles situados en el territorio de la comunidad
autónoma de Aragón.

Conocemos que los políticos no se toman la molestia de hacerla cumplir, salvo que afecte a la española, que en el caso de Aragón aún no ha sucedido. Para que tomen nota.

El monumento erigido al Justicia de Aragón en el año 1904 es un edificio
público civil a los efectos de la Ley 2/1984 y así ha sido considerado.
Efectivamente, desde hace años y de forma permanente, ondean delante de la
figura de Juan de Lanuza banderas de España, Europa, Aragón y Zaragoza como
homenaje a la Institución que representa la defensa de los derechos y libertades
de los aragoneses, cumpliendo así las previsiones exigidas por la ley aragonesa
de uso de la bandera y el escudo.



Su conclusión tiene cierta lógica. En la plaza de Aragón la bandera aragonesa, y en la de España la española. De haberlo hecho así seguramente se habrían evitado las quejas, pero ya sabemos la falta de respeto del nacionalismo español por los símbolos ajenos. Una solución para contentar a todos, o al menos intentarlo. Reconoce el valor histórico de la figura del Justicia y las libertades y derechos que representa. Pero que quizá debería haber salido antes, o directamente no asistir al acto de izado y ahora decir que mejor estaría en otro lado.

Foto el periódico



Otro ejemplo de tarde y mal lo vemos en la carretera N-232 a su paso por Aragón. En los últimos años el gobierno navarro ha transformado todo el tramo autonómico en autovía, a pesar de que es paralele a la autopista A-68. Ha mirado el interés común y la seguridad. El gobierno de Aragón debe de ir a Madrid a pedir al gobierno español que actúe. La solución que han dado en vez de liberalizar la autopista A-68 mientras la desdoblan, es bonificaciones si haces el viaje en el día. Y limitar a 80 km/h la carretera y doble continua los 30 km entre Mallén y Figueruelas. Al menos han tenido el detalle de reasfaltarla que falta hacía. La limitación se respeta, pero no deja de ser un parche a la alta siniestralidad de ese tramo. Ahora en cualquier carretera tienen el detalle de poner un cartel que pone firme en mal estado en x kilómetros, o tramo de concentración de accidentes. En vez de darse prisa en solucionar las causas. Por otro lado la N-232 tiene un estudio de viabilidad sobre el desdoblamiento en algún cajón del ministerio desde 1993.

No hay comentarios: