martes, 23 de septiembre de 2008

Rajoy manda, la sucursal obedece

Estamos acostumbrados a la sumisión al orden y mando de la sede central de los partidos españoles que hay en Aragón. Desde la calle Génova, han considerado lo que llaman una lista de consenso, ese que practican tan poco cuando gobiernan por cierto, es lo mejor para evitar divisiones. Algo de lo que suelen preocuparse, dar siempre una imagen de unidad y homogeneidad. Tampoco destacan por renovaciones traumáticas, tras la salida de Gustavo Alcalde, así que la sevillana Rudi será la candidata para las elecciones aragonesas de 2011. A pesar de la existencia de otros dos candidatos, que no han tenido más opción que poner buena cara, les guste o no la decisión. Por otra parte ya saben en qué partido están.
La elección, siendo del PP ya es lamentable de por sí. Más aún siendo Rudí la elegida, una persona de tan escaso compromiso con Aragón. Y no por no ser nacida aquí, los hay de fuera con más sentimiento aragonés que algunos nacidos aquí. Una persona que en cuanto pudo, se fue a Madrid a por un cargo más importante, y que cuando se le agotaron las posibilidades, regresó. ¿Qué puede ofrecer alguien que está de vuelta? Pero eso es poco menos que anecdótico en el PP, lo que importa es la españolidad, no el conocimiento real del territorio que aspiras a gobernar.

No hay comentarios: