domingo, 23 de diciembre de 2007

La estación de esquí de San Glorio

Hace veinte años la comarca de Riaño sufrió un cruel expolio con el cierre de la presa de Riaño. Una obra que arruinó gran parte del futuro de la comarca, aparte del irreparable daño moral. Un gran ecosistema de montaña fue anegado. Cercenando así posibles vías de desarrollo futuro, un turismo rural que está en auge los últimos años. Hoy, en vez de aprender de errores pasados de maltrato a la naturaleza, los mismos que apoyaban Riaño hace veinte años, vienen a presentar la tabla de salvación de la comarca con la estación de esquí de San Glorio. Para acabar de destruir lo que quedaba, hasta retirando la figura de parque natural concedida por la propia Junta. Voces de la comarca advieten que mientras la mayor parte del daño será en León a nivel ambiental, sin embargo gran parte de los beneficios serán para la vecina Palencia, que ya figuraba como beneficiaria de las aguas de Riaño. Tampoco parece hacerse caso a los estudiso sobre precipitaciones de nieve, que auguran que las estaciones por debajo de 2000 metros de altitud no serán rentables.
En La 2 se emitió un reportaje al respecto. Para contrastar opiniones.









No hay comentarios: