jueves, 27 de diciembre de 2007

¿Adiós a los malos olores?

Parece que por fin se va a solucionar una demanda de muchos años. Alguno podrá decir que es porque afecta a mi casa, pero hablamos de un tema no sólo justo sino de salud pública. En tiempos, cuando no existía el alcantarillado ni el agua corriente, los vecinos de la parte izquierda de la calle la Cruz, tenían ese privilegio. No sólo poder regar el huerto con la acequia, sino con la acecuela de Arapiel se podía regar y ser a la vez alcantarilla para los vertidos. Es una servidumbre de por vida que hay que aceptar, pero no ser foco de insalubridad. Hace ya tiempo que está tapada, pero hay algunos puntos para tomas. Coincide el final de la calle con un estrechamiento del mismo, con el agravamiento del problema. Principalmente de ahí emanan malos olores, sobre todo en verano, más cuando se echa agua sólo cada quince días, para arrastrar la inmundicia. Agravado por ser una zona dónde se ha construído y se vierte más cantidad. Un problema que ninguna corporación lo ha tomado en consideración, ni a nivel general del pueblo se comenta demasiado. La mayoría, lo tiene bien taponado o directamente ha construído encima. A la pregunta de por qué no se saca a la calle, en mi caso es imposible por estar la casa sobre roca, se intentó en 1962 cuando se trajo el agua corriente y no se pudo, va a la acecuela, dónde el vecino la canalizó hace tiempo. Antes de la moción de censura de 2005, la corporación dirigida por CHA renovó la evacuación de aguas pluviales de la calle la Cruz, rebajando el nivel de la tubería, por lo que todos los vecinos lo podían echar por ahí el desagüe, pero suponía picar en su patio, con la consiguiente reticencia.

Foto Ricla.org. Se ven los tejados de las casas afectadas en la parte superior.


Ahora se va a acometer un proyecto cifrado en 230000 euros, con ayuda del Instituto Aragonés del Agua. Evitará los malos olores, los taponamientos y la insalubridad. Se instalará un colector de 400 milímetros de diámetro a lo largo de 360 metros. Va incluído en los presupuestos locales de 2008. Es satisfactorio comprobar a un ayuntamiento preocupado por éste tipo de problemas, cosas quizá no muy llamativas pero que mejoran la calidad de vida de todos. Por encima de alguna queja derivada de la obra para instalarlo y que hará levantar algún huerto acondicionado. Encantado de que vengan a picar y a instalar el colector. Ya era hora.

No hay comentarios: