martes, 27 de noviembre de 2007

La democracia de Rajoy

Una nueva demostración de ese nacionalismo español y excluyente, nunca mejor dicho, que no parece existir. Y de la falta de cultura democrática de Rajoy y quienes apoyan medidas así. Para empezar la actual ley electoral, favorece a los partidos mayoritarios, PSOE y PP, por algo no la han cambiado en todo este tiempo. Pero de manera cínica, estos dos han extendido la mentira de que los sobrerrepresentados son los partidos nacionalistas periféricos. De haber circunscripción única, PSOE y PP perderían varios escaños, aumentaría IU con un voto muy disperso actualmente, e incluso se incorporaría algún otro como el Partido Andalucista, mismo caso que IU pero en el ámbito andaluz.
Los demás nacionalistas mantendrían más o menos su representación, porque además podrían ganar nuevos votantes de paisanos que viven en otras autonomías y que contaría su voto para obtener representación. A partir de la mentira propagada, es un nuevo ataque a la pluralidad del estado español, la que se niegan a reconocer los que tratan de castellanizar todo. No es un ataque el mío a Castilla, sino a quienes tratan de homogeneizar. Imponer el nacionalismo español y practicas un apartheid político de excluir del congreso a los partidos nacionalistas no españoles, privando del derecho de representación a sus votantes sólo por su ideología. Algo intolerable en una democracia. La reforma del senado es una cosa, sus representantes deberían elegirlos las autonomías y ser un foro de debate y cooperación entre ellas, y otra cosa es el exilio forzado de los nacionalistas no españoles a esa cámara.


Otro simplismo es el que gobierne siempre la lista más votada. Si hay dos partidos con afinidad ideológica y alcanzan una mayoría, bajo mi punto de vista tiene tanto derecho a gobernar como el partido más votado. Sea en el ayuntamiento, la autonomía o el estado. Desde la derecha se pretende simplificar la democracia, siempre a su interés. Esa coalición haría más gobernable y más beneficio a los ciudadanos que un gobierno en minoría e incapaz de articular acuerdos con otras formaciones.


Su carácter democrático se ve también en el anuncio de que ilegalizará a ANV y EHAK, ¿no es esa labor de la justicia? Esa es su única receta, seguir con una política represiva que en vez de tender puentes al diálogo, los dinamite. En cambio no dijo nada de ilegalizar a ningún partido de extrema derecha ni encarcelar a ningún dirigente suyo con algún asunto turbio. Además todo ello se permite el lujo Rajoy de decir que lo hará desde el consenso. El que han demostrado cuando gobernaron y ahora que están en la oposición. Quién no está conmigo o es un filoterrorista, un irresponsable o un antiespañol.

No hay comentarios: