viernes, 23 de noviembre de 2007

Desde Fernando el Católico

Biel, quizá preocupado porque la sociedad aragonesa no ha mostrado la suficiente ilusión por Spyland, más bien es escéptica, busca un gran ejemplo histórico. El proyecto más potente desde el punto de vista económico que se está haciendo en Aragón desde Fernando el Católico. Claro, que tampoco especificó que proyecto en concreto. Desde luego el titular tiene cierto impacto. Además podrá aprovechar para explicarle a la alcaldesa de La Muela que no fue el primer rey de Aragón. Para completar la incultura, quizá lo confundió erroneamente de nuevo como primer rey de España, al estilo de Mariano Rajoy y el PP. Quizá en las recreaciones históricas de Gran Scala, se lo puedan explicar también. Volviendo al tema inicial, lo emplea Biel ese símil como si fuera garantía del proyecto. A lo mejor podemos decir eso con la base de la OTAN, por poner un ejemplo y eso no garantiza que sea bueno para Aragón. Sólo trae beneficios para Aragón. Debe ser que ahora una empresa capitalista va a un territorio poco menos que de manera altruista. Proyectos así son los que le gustan más al PAR. A él si le ha caído el maná para satisfacer su ego. O estará preocupado por que el proyecto similar, aunque no tan grandioso de La mancha, le tome la delantera. Hay gente, aunque le moleste, que creemos que el desarrollo de los Monegros no pasa por la construcción de 32 casinos, cuatro parques temáticos, 72 hoteles y 200 restaurantes. El surrealismo llega con que la asociación aragonesa de ex-ludópatas, vea positivo el proyecto siempre que no se desmadre a 32 casinos.

No hay comentarios: