lunes, 8 de octubre de 2007

300 millones

Parece que está ultimamente de moda esta cifra, la película de los espartanos, los censados rumanos en Ricla, lo asignado en el presupuesto del estado para la Expo 2008 y el anticipo que de manera electoralista y con agravio hace el PSOE a Andalucía para el pago de la deuda histórica. Recuerdo que fue una promesa y que enseguida se reconoció con el nuevo gobierno. Decisión aplaudida por esa cohorte de aduladores interesados, puesta como ejemplo de solidaridad y cohesión y de lo bien que funciona el estado español. Por los que no desconocen la realidad de gran parte del mismo. Aragón en cambio tiene la deuda tributaria del estatuto incumplido y la histórica. No reconocida. ¿Por qué este agravio? Quizá haya que mirar el peso político en el conjunto del estado, mientras Andalucía tiene 62 diputados, Aragón tiene 13, y Andalucía es además uno de los graneros de votos más importantes del PSOE. No tendría que ser así, pero los políticos de la metrópoli actúan así, al dictado de su interés, es un agravio en todo regla. La decencia política y la justicia social debería hacerles tratar a todos por igual. Esa igualdad que tanto pregonan y tan poco practican. Con el agravante de que Andalucía es la principal beneficiada de los fondos de solidaridad a los que sistemáticamente niegan el acceso a Aragón. Por la perversa modulación de la poca densidad demográfica, que eleva la renta. Desde aquí no niego la justicia de que a Andalucía se le reconozca su deuda y s ele pague, pero no a base de agravios, de que reciban siempre los mismos, y otros estemos siempre esperando y seamos descartados. No pedimos más lo que se le da graciosamente a otros.


No hay comentarios: