martes, 20 de marzo de 2007

Jesús Membrillo

En realidad este diputado colonial del PSOE en la metrópoli, se apellida Membrado, pero le convendría cambiárselo. Porque lo peor en estos casos no es lo que dicen, tiene derecho por supuesto a expresar sus ideas, sino como lo dicen, el menosprecio por los demás, la prepotencia, creerse en posesión de la verdad. Los que no saben captar la diferencia entre criticar las formas y las ideas, lo ideal sería un debate de ideas, mucho presuponer para esta gente, pero hay que centrarse en algo que debería darse por sabido, las formas. Signo de inmadurez democrática, como tantos otros en España. Como apuntaba hace unos años ya, Antonio Peiró, la idea de España no necesita justificación, se dá por hecha y se acepta sin más, mientras que los demás debemos constantemente que justificar todo lo que decimos. Como en el caso de Biel, se regodean en lo hecho y en su posición dominante.
Nuestro estatuto
18/04/2007

La aprobación del Estatuto de Autonomía de Aragón, con el único rechazo de un voto, es una buena noticia tanto por el apoyo dado por el Congreso de los Diputados, como por el contenido del mismo. Este nuevo Estatuto es fruto del mandato de las Cortes Aragonesas del 2003, tras casi 25 años de la aprobación del primero: fue apoyado por 58 diputados y 9 abstenciones en las Cortes aragonesas ¡qué cosas!, las mejoras conseguidas en la negociación de Madrid han cambiado la abstención por el no.

¿Qué mejoras? Si lo han recortado aún más. Además era una abstención que se avisó que sería no de no mejorarse. ¿Que pretenden si no han admitido una sóla enmienda ajena?


El Estatuto aprobado es de primer nivel y máximo autogobierno, refleja la expresión de nuestra manera de ser, aragoneses y españoles, sin ningún complejo ni medias tintas; somos una región que nos sentimos cómodos en España y en Europa, porque la autonomía, a pesar de que hemos ido hasta ahora por la vía lenta, ha supuesto mejoras y cambios como nunca podíamos pensar; tenemos 9 veces el PIB de 1982; 200.000 ocupados más que entonces, una tercera parte de paro y una renta per cápita muy próxima a la media de los países del euro.

Haga ústed mismo la comparación con otros y no la resiste. La idea goebbeliana de repetir mucho una mentira no la convierte en verdad. El complejo viene cuando no se consigue ni se pretende ser como los demás, sino sumisos. Excusatio non petita acusatio manifesta. Encima ahora somos región, ¿se ha leído de verdad el estatuto? Y seguro que si comparas otras autonomías también han mejorado, vaya comparación absurda. ¿Y que habría pasado de haber tenido un estatuto mejor?


El estado de las autonomías no ha sido un factor de separación de los pueblos de España. Todo lo contrario, ha aproximado rentas y derechos de ciudadanía, gestión y servicios comunes. Hacer de la escasa participación de los referéndums de Andalucía y Cataluña la lectura de un escaso interés por la autonomía está en contradicción con los beneficios reportados y la demanda ciudadana de mayores competencias.

Ha aumentado las diferencias gracias al PP y al PSOE, y su gestión del Estado y los estatutos.


SON MUCHAS las razones para defenderlo: tanto el apoyo recibido como la negociación del mismo demuestran que es un texto sólido, coherente y que recoge de forma precisa nuestros aspectos históricos e identitarios; la historia, el valor de nuestras instituciones y el papel jugado como Reino quedan sucintamente reflejados, pero de forma muy clarita.

Por eso la parte más recortada en la metrópoli ha sido precisamente el preámbulo histórico, lo más potable del texto que salió de las Cortes aragonesas. Ahora hay que defender el rodillo como negociación política, y no aceptar ninguna sugerencia ni aportación de los que estás fuera del contubernio. El reflejo en su mente no puede ser otro que el inexorable destino en España. Al más puro estilo de la historiografía españolista.


Mejoramos nuestro autogobierno al definir más y mejor las competencias en relación con el Estado, así asumimos 63 exclusivas, 12 compartidas con el Gobierno central y 14 ejecutivas; dentro todas ellas de un marco jurídico que posibilitará ampliarlas en base a las necesidades que surjan, no debiendo hacerse ninguna reforma estatutaria para ello puesto que el propio Estatuto nos da derechos para su aplicación y también para su desarrollo.

O sea que es está al nivel de los mejores, pero recoge la posibilidad de ampliar competencias. Qué fácil es encontrar la contradicción en este tema. ¿Por que no se incluyen ahora?


Los cambios de nuestra sociedad comportan el crecimiento de los derechos y deberes de los aragoneses, un amplio capítulo donde plasmar nuestra relación en temas como la cultura, la salud, la enseñanza, el medio ambiente, la relación con el agua y el uso de ella como consumidores, entre otras.
Al igual que la propia organización territorial e institucional donde el reflejo de las comarcas, la Ley de Capitalidad para Zaragoza, el cómo hacer disolución de las Cortes o moción de censura se recogen a la par que una nueva regulación del derecho de la región en la participación de los asuntos de la Unión Europea, para nosotros que tenemos dificultades en resolver la comunicación transpirenaica con Francia puede ser una base interesante para trasladar el problema donde está, en el país vecino.

Insiste en definir Aragón como región, asombroso.


PERO SIN DUDA el Estatuto mejora los asuntos financieros a través de una nueva regulación económica que ampliará nuestros recursos. Para ello se posibilita la creación de una Agencia Tributaria, se establecen mecanismos de nivelación que evitarán desfases presupuestarios en los servicios públicos esenciales del Estado de Bienestar, se potencia el acuerdo bilateral con el Gobierno central, se vincula la inversión estatal de infraestructuras a la ponderación de territorio, orografía y nuestra situación fronteriza. Se da un plazo de seis meses tras la publicación del Estatuto para la constitución de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Financieros. Se crea un mecanismo que mandata resolver las deudas pendientes actualmente reclamadas por el Gobierno de Aragón a través de un recurso judicial. Decir que todas las comunidades han recogido un porcentaje obligatorio que troceará los Presupuestos Generales del Estado en base a ellos no responde a la verdad. Todos los Estatutos aportan criterios para negociar con el Estado y plasmar en la futura LOFCA, nosotros también. Ahora bien, reivindicar el cupo de financiación navarro o vasco y cinco mil millones de euros de deuda sin más, como hace el único partido que rechaza este Estatuto, sólo puede interpretarse en clave electoralista. De la misma manera que no puede agitarse el fantasma del trasvase para criticar el Estatuto, cuando queda claro que no podrá realizarse en contra de la voluntad de los aragoneses.

No se posibilita crear una Agencia Tributaria, eso lleva ahí y sin desarrollar desde 1982. No es ningún logro. España debe explicar las razones de su no desarrollo. Y porque otras autonomías tienen por estatuto un mínimo fijado en inversión obligatoria y Aragón no. Esa es la magnífica financiación que éste agente colonial trata de vender. Eso sí, se ponderará, después de dar a los demás, no hay ninguna obligación. Esa es otra, la deuda, menos comisiones y más pagar. Aún con todo esto el trato a Aragón según este artículo ha sido bueno y los estatutos han limitado las diferencias entre autonomías. Así la deuda ya se ha pagado a Andalucía y sus 62 escaños, y en Aragón aún esperamos con nuestros 13 escaños. No es falso, sólo hay que leer lo que pone de tanto por cien y criterios, cada cual el que más le ha convenido. Ahora se contradice y nos diciendo arriba que nos van a pagar todo, critica a quienes defienden el pago de la deuda y la creación de una Hacienda Foral. Cosa que antes ha metido como logro. Hay que tener cara. Y lo define como electoralista, cuando la postura fácil y populista es la suya, la difícil es decir las verdades y quedarse sólo. Porque defendemos a Aragón, no otros intereses. ¿Acaso no es reivindicar algo de justicia? ¿o es que les resulta incómodo en la metrópoli y otros se conforman con palmaditas en la espalda? Y en el estatuto tampoco hay ningún mecanismo contra el trasvase y la injerencia del estatuto valenciano. Nuevamente se pedirá opinión pero no de modo vinculante. Y en todo esto el tiempo nos va a dar la razón, porque sólo hay que leerse las cosas. Y esperar a su aplicación práctica y los recursos que nos dan.


Este Estatuto no por ser respetuoso con la Constitución es menos ambicioso en sus competencias y firme en la defensa de nuestra tierra. La autonomía plena en él recogida dignifica a nuestro pueblo tras los recortes de hace 25 años, y hace una apuesta de futuro dentro de una España plural y diversa. Sin duda los aragoneses y aragonesas estamos de enhorabuena.

Nuevamente reincide en que es un estauto de máximos, curioso que insistan tanto. Ahora es otro eufemismo nuestra tierra. Qué miedo a llamarlo país, nación, es que les van a mirar mal, y a poner en la lista negra de malotes. En un alarde invoca a nuestro pueblo, y reconoce los recortes del 82, estatuto que líneas antes había alabado y aportaba unos datos comparativos. Se atreve a decir que esta pantomima y engaño dignifica a Aragón. Lo humilla una vez más. Y empezando porque es una carta otorgada, a placer de la metrópoli y sus intereses.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=314635

No hay comentarios: