jueves, 18 de enero de 2007

Por una cultura de la paz: Hoy y hace veinte años.

En Aragón, desde que tengo uso de razón y antes, desde hace más de 30 años, que se dice pronto, venimos arrastrando los mismos problemas. Estos son el autogobierno o sucesivos estatutos vergonzosos, que hacen lastrar muchos problemas y agrava otros, por falta de medios y dinero, unido al secular abandono del Estado y sus obligaciones con Aragón. También el problema del agua, trasvase al Pirineo Oriental y Cataluña, a Levante, junto a la incapacidad para hacer una política hidráulica interior sensata y que ponga fin a los enfrentamientos llano-montaña. Y el militarismo colonial que sufre Aragón, por parte de España y la OTAN. Siempre recuerdo manifestaciones y protestas de colectivos sociales contra todo esto. Aún así sucesivos gobiernos españoles han insistido en sus políticas de corte colonial, despreciando la postura aragonesa, y supeditándola a intereses ajenos. Nuevamente el problema de la OTAN se cierne sobre Aragón.




Ahora la amenaza es instalar una base logística y de espionaje de la OTAN. Base de Vigilancia Aérea de Superficie (AGS, en inglés). No sólo pondría a Zaragoza en el punto del mira del terrorismo, como lanzadera a una política internacional belicista y de guerra preventiva, sumisa a EEUU, que es quien maneja el cotarro en este aspecto, sino que sarcásticamente Zaragoza es ciudad de la paz según la UNESCO, y ha mostrado siempre una tradición pacifista. No queremos ser cómplices de esas actuaciones. Ahora que parecía que el aeropuerto civil, postergado su desarrollo durante décadas, por las servidumbres militares, podía ponerse al nivel de una ciudad del tamaño y la importancia de Zaragoza, a lo que habría que unir la apuesta por PLAZA. Esto es un colonialismo militar, ejercido por el Estado español a su interés y al de sus aliados, desde los Pactos de 1953. Porque además un tercio del término municipal de Zaragoza es terreno militar, Zaragoza es la provincia con más extensión de terrenos militares, que ocupan un 2% del territorio aragonés. Del que bien se ha aprovechado el ministerio de defensa para especular con terrenos en la ciudad, en vez de resarcir a la ciudad de las molestias. De la proximidad y peligrosidad del campo de maniobras de San Gregorio, el mayor de España, dónde participan en las mismas varios ejércitos. Además en la web del MIMAM leemos esto: En este campo de maniobras y tiro del Ejército de Tierra, el más grande de España con una extensión de 33.839 Has., conviven el jabalí, el gato montés y numerosas rapaces, así como los últimos ejemplares de avutardas aragonesas y la alondra Dupont, ave de enorme interés científico. Este área se caracteriza por sus dilatadas estepas monegrinas, los pinares mediterráneos y una flora de elevado interés botánico. Están atentando también contra el patrimonio natural, es ilógico lo mires por donde lo mires. Más la Academia General Militar y el cercano polígono de tiro de las Bardenas de 2130 has, el mayor de Europa, (en otro enclave natural, no respetan nada) en Navarra, y las molestias de los aviones que van ahí a jugar a la guerra.



Campo de San Gregorio.

La base militar fue ampliada en los años 70, ocupa 2100 has, y esa década y los ochenta fueron las más beligerantes de la población contra la misma. En 1990 se retiraron los yankees, pero la usan como base de repostaje, escala, repostaje y entrenamiento de la aviación de guerra norteamericana, en sus operaciones hacia Oriente Próximo y otras zonas de interés geoestratégico para la OTAN. A los perjuicios ya comentados, cabe sumar la fuerte contaminación acústica, sufrida sobre todo por los barrios cercanos a la base. En 1982 una cadena humana de 25000 personas conectó la ciudad con la base, un hito en las protestas ciudadanas, otra similar se hizo por la guerra del Golfo en 1991. Junto a una marcha anual contra la base hasta 1990. En 2003 se retomaron estas actividades por el ataque a Irak.





Como en los 80, la PSOE, desde el poder, tanto el ayuntamiento con Belloch, como la DGA con Marcelino Iglesias, como el Gobierno Central, con el ministro de defensa José Antonio Alonso, apoyan esta instalación. Con una campaña donde la información brilla por su ausencia. Tratando de engatusar con las inversiones, el dinero y el empleo que va a generar. 260 millones de euros, 2.000 empleos directos y 1.100 indirectos, según el jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire el general Francisco José García de la Vega. Más les valdría emplear ese dinero en cosas útiles y reclamadas desde hace mucho. Y discutible el empleo, pués sería cualificado, y la mayoría tendría que tenr relación con lo militar. ¿Por que no se invierte en investigación civil que falta I+D? O en trabajar por la paz. Compite Zaragoza con otras ciudades, como la polaca Powidz, la alemana Geilenkirchen o la italiana Sigonella, y parece ser que es la que tiene mejor puntuación, normal viendo la servidumbre colonial militar que le rodea, y que el único punto negativo es el rechazo social. Ese es el punto a nuestro favor y a explotar, los movimientos sociales son capaces de conseguirlo o como poco de dejar esa semilla. Así se han celebrado ya dos manifestaciones importantes en Zaragoza, el 4 de noviembre con más de 2000 personas a pesar de la lluvia, y el 21 de enero con más de 10000 personas, y una simulación de un ejército por la paz. Muestran claramente la voluntad de la población y que no ha variado en las últimas decadas su apuesta por la paz y no por la guerra. Puede servir para las próximas elecciones, están a favor PSOE, PP y PAR, CREA y UGT, y en contra CHA, IU, CC OO, CGT, CNT y movimientos vecinales, entre otros.

Dos vídeos de las manifestaciones:




Por una cultura de la paz. Hoy y hace 20 años: OTAN no bases fuera.

No hay comentarios: