sábado, 14 de enero de 2006

Los hermanos Arcega I

Fernando y José Ángel, Pepe para los amantes del baloncesto. Con el recuerdo para Joaquín, que no llegó a debutar y tuvo que emigrar. Fernando y Pepe son la esencia del antiguo CAI, de esa epopeya magnífica, de la época dorada y romántica del baloncesto español y del CAI en particular. Un espíritu ganador y luchador, a pesar de tener menos recursos, un equipo basado en la cantera y extranjeros que marcaban la diferencia, algunos de imborrable recuerdo. ¿Quién no recuerda la camiseta roja con el logotipo de la CAI y el nombre de Zaragoza? Cuando era habitual ver a un equipo anotar 100 puntos. El triunfo del talento y la inteligencia sobre el músculo. Cuando otras ciudades empezaron a soñar con ganar títulos, una nueva era y no sólo por la aparición de la era ACB. Fernando nace en 1960 y Pepe en 1964, naturales de Ainzón, pequeño pueblo situado en el Campo de Borja, como dos buenas añadas del más fino moscatel, dorado. No lejos de los sanos aires de la montaña mágica del Moncayo.
Ainzón.
Yo viví hasta los 12 años en Magallón, muy cercano a Ainzón. Por lo que los Arcega nos acercaron el baloncesto y nos lo hicieron sentir con mayor intensidad. Ver a dos paisanos codearse en la elite. Coincidiendo con la explosión del baloncesto en España, unido a la llegada de las imágenes de la NBA, que nos cautivó y nos parecía algo de un nivel superior e inalcanzable, el memorable "Cerca de las estrellas" del inolvidable Ramón Trecet. Se juntaron unos factores que propiciaron mi afición al baloncesto con entusiasmo. Como dice Fernando era impresionante jugar en el Forum de Inglewood y cambiarse en el vestuario de los Lakers, la época del showtime. De mis primeros recuerdos de ver baloncesto, es una canasta a aro pasado de Fernando. Recuerdo que vinieron a Magallón en la temporada 87-88, a dar una charla. En el recién restaurado convento de los dominicos del siglo XVII, como casa de cultura. Aún guardo la postal del CAI con sus autógrafos, incluídos sus números 6 y 10 en las firmas. Era viernes, y por tanto tocaba ver después "Cerca de las estrellas", las de la NBA.

Tras estas reflexiones personales, un repasos a sus brillantes trayectorias. Solo la triste desaparición del CAI impidió que ambos vistieran una sola camiseta de club, ejemplo de fidelidad e identificación, pues tuvieron ofertas importantes que desecharon. Fernando, con 16 años estaba en Huesca estudiando en la Universidad Laboral, es auxiliar técnico de laboratorio. Jugaba al voleibol, aprovechando sus 2, 04 metros de altura y sus buenas condiciones físicas. Y es precisamente su hermano Pepe quien le convence para que se pase al baloncesto, como ala-pivot. Destacará por su versatilidad, él mismo dice que con Zeravika llegó a jugar en cuatro posiciones en un mismo partido. En la cantera del Helios tiene una rápida progresión, que le llevan a la Selección Nacional Junior, con la que ganaría la medalla de plata en el Europeo de Roseto 78. En la 78-79 juega en segunda división con el Helios. De esa época destaca a "Webb Williams. Subió al equipo de Tercera a Primera y fue el máximo anotador en las tres categorías". Por entonces el Helios Skol jugaba en el pabellón de la CAZAR, en los inicios de Fernando el baloncesto en Zaragoza estaba en auge. "Recuerdo que, si había 800 localidades, se metían en el pabellón 2.000 personas. Aquello era una olla a presión. El vestuario estaba en los bajos del campo y cuando salías a la cancha había una nube de tabaco impresionante. Respirábamos de todo menos oxígeno". El equipo empieza a asomarse a las primeras posiciones.

Helios Skol 80-81

En la 81-82 se produce un hecho determinante en la trayectoria posterior del equipo. El Helios pasa a centrarse en el deporte base, y su plaza la ocupa el Club Baloncesto Zaragoza, que seguirá con Skol de patrocinador, pero tomará el clásico color rojo. Pepe Laso entrenará en su primera etapa en Zaragoza, la estrella es Claude Gregory, que jugaría luego en la NBA, el equipo acaba quinto con un balance de 15/11, clasificándose para la Korac, y se empieza a perfilar como equipo con ciertas aspiraciones. Pepe acaba su trayectoria en la cantera del Helios. Mientras que Fernando sigue progresando y debuta con la selección en Francia (106-109) el 13-5-81, con el recordado Díaz Miguel.

CAI 82-83. Vemos juntos a Fernando de paisano y a Pepe experimentando el peinado afro.

En la 82-83 llega el patrocinio de la CAI, que dará el nombre por el que es recordado el equipo. Se incorpora con 18 años Pepe, como consecuencia de su progresión, a la que dará continuidad en el primer equipo. Esta primera temporada Manel Bosch es el titular. Como curiosidad, comparten vestuario con Josean Querejeta, cuya etapa de directivo es más brillante que la de jugador. Greg Stewart es el extranjero, tras no cuajar en verano con los Celtics. En Liga se acaba terceros, con victorias sonadas como al Joventut a domicilio. Será el último año en el pabellón de la CAZAR, la afición al baloncesto lo había dejado pequeño. Fernando sigue su progresión internacional, formará parte de la selección española que gana la medalla de plata en el Europeo de Nantes 83.

La mayoría de información y fotos sacada de: http://elcaiennumeros.webcindario.com/index.htm

1 comentario:

Ignacio dijo...

Un jugador muy importante en el baloncesto español Fernando Arcega, qué duda cabe.

Probablemente le perjudicó coincidir en el tiempo y país con el grandioso Andrés Jiménez, mucho más ágil y versátil que él, pero no hay duda de que Fernando fue, junto con los americanos de Turno (Stewart, Magee, Davis...) el baluarte sobre el que se edificó el CAI que dio la gran sorpresa en las Copa del 84 y del 90 y que, pese a todo, dio la sensación de no llegar nunca a donde muchos esperaban.

Espero la próxima entrega :)

Saludos.