viernes, 27 de julio de 2012

El censo del PP

Resulta paradójico que mientras el gobierno pone difícil el votar a los españoles que han tenido que emigrar para ganarse la vida, pretenda a su vez un grotesco cambio en el censo del País Vasco. Mientras ETA ha dejado la actividad armada y una gran mayoría de la sociedad vasca pide caminar hacia la paz y normalidad democrática, el PP, quizá a falta de mejores argumentos para obtener buenos resultados en el País Vasco, sigue agitando el fantasma del terrorismo.

La propuesta del PP es burda y busca el aplauso fácil de la caverna mediática y los sectores más reaccionarios, buscando una reacción emotiva. Pretender que voten en las elecciones vascas las personas exiliadas a causa del terrorismo, ni es democrático ni es justo, ya votan en sus lugares de residencia, no pueden votar dos veces, ni estando censado en un sitio puedes votar en otro si les dieran a elegir. En ese caso también debería de votar las personas exiliadas a causa de razones económicas y los desequilibrios territoriales que ellos y el gran capital han provocado. Por ejemplo el censo aragonés aumentaría notablemente con las personas de origen aragonés que residen en otros puntos del estado español. Esas personas a quienes se pretende dar un voto que no les corresponde ya pueden incidir en la política vasca con el voto en las generales, y en su gran mayoría lo hacen para apoyar medidas que obstaculizan el proceso de paz.


No hay comentarios: