miércoles, 28 de septiembre de 2011

Fin a las corridas de toros en Catalunya

Ya se puede decir que Catalunya forma parte con más derecho del mundo civilizado. Después de asistir a la última corrida de toros. A pesar de que quede el paso de prohibir otras tradiciones brutales como los correbous. Ambas a la vez no habría podido ser, así que está bien poder eliminar una. Una decisión democrática que un mundo ajeno a sus principios más básicos, como es la tauromaquia, no ha sabido acatar. Ellos van siempre con la imposición. Con los sofismas sobre la cultura y la tradición. Otros dos conceptos que desconocen su significado. Son la incultura, la ignorancia y la brutalidad. Una inicitiva que partió d euna base popular y refrendada por el parlament no son capaces de admitirlo ni comprenderlo. Como en la mayor parte del mundo no comprenden su actividad, pero partiendo de preceptos como el conocimiento y el respeto a los animales y a la propia condición humana, que el toreo envilece y degrada.


Unas patéticas protestas con personas en su mayoría de avanzada edad y malos modales, no oscurecieron esta jornada de alegría. No es libertad el poder maltratar a un animal ni es libertad el gorroneo de los fondos públicos. El toreo en Catalunya ha muerto por inanición, por decisión democrática de una gran mayoría, porque a casi nadie interesa. Ni por odio o querer diferenciarse de España. Entonces un torero ecuatoriano habría que considerarlo español. No somos nosotros quienes hacemos apología de nuestra postura para llevarla al terreno identitario. A pesar de que figuras oscuras como José Tomás y Serafín Marín se quiera erigir en defensores de una falsa libertad, con la que solo buscan llenar sus bolsillos y ganar popularidad.

No hay comentarios: