miércoles, 16 de febrero de 2011

La Luz

Este bello paraje debe su nombre a una antigua casa de producción de electricidad, que servía para elevar las aguas a la acequia del Carretillo. Un sitio lleno de tranquilidad entre paredones jurásicos. Remontando un poco el camino llegamos enseguida al barranco de Nigüella, buen lugar para la paleontología. Con un silencio que sólo interrumpe de vez en cuando la cercana vía del AVE desde hace unos años. Tras superar una cuesta con unas cuantas revueltas llegamos a una enorme plantación, puesta hace unos años, que nos acompaña hasta el puente del Juncal al otro lado del río de donde iniciábamos la ruta de los azudes. Tras un breve paseo llegamos a Ricla.



Entramos por una chopera, junto al río Jalón y los cortados. Observando los pliegues en acordeón.



Tras dejar atrás la casa nos acercamos al azud de Chodes.



Los montes que marcan el límite con Chodes.



Camino por el que se sube a la parte alta.



Inmediaciones del azud de Chodes.



Cortados de La Luz y río Jalón.



Estratos de rocas. Haciendo una curiosa forma redondeada.



Inicio del barranco de Nigüella.



Suelo empedrado en el barranco de Nigüella.



Gradas en el barranco de Nigüella.



Parte final del barranco de Nigüella.



Perspectiva desde arriba de las gradas en el barranco de Nigüella.

No hay comentarios: