jueves, 30 de diciembre de 2010

Condena por torturas

La sentencia condenatoria a cuatro guardias civiles por torturas, prueba que no hay entera impunidad. Y que las denuncias de Amnistía Internacional tienen su base a pesar de los intentos de desacreditación. En estos caso ya no invocan tanto el estado de derecho. Mas bien que contra el terrorismo todo vale, y cuenta con un importante respaldo social. No ven que se ponen al nivel de violencia de quien coloca un artefacto explosivo, que la diferencia es el empleo de la violencia o su rechazo.

Es interesante ver que no se da como prueba de que se miente el ser etarra. Contrariamente a la idea de que la denuncia por torturas forma parte de unas directrices de la banda. No vale todo contra el terrorismo.

La Asociación Pro Guardia Civil ha perdido una buena oportunidad de desmarcarse de la violencia y de los elementos negros de su organización. Luego se quejarán de los homenajes a etarras. Expresando su total apoyo a los encausados. Y torpe ha estado diciendo que al juzgarse en Guipuzcoa jugaban en campo contrario. Poniéndolo del otro lado supone dudar de la justicia de sentencias contra etarras cuando los juicios han sido en Madrid.

No hay comentarios: