jueves, 13 de noviembre de 2008

A buenas horas

Después de todo lo ocurrido con el banderón, y de asistir entremedio a la jura de cadetes de la academia general militar, el Justicia dice esta boca es mía. Su propuesta llega tarde y es poco atrevida. Busca un consenso, o intentar dejar a todos contentos. Su puesto estaba defendiendo la figura del Justicia, su historia y sus valores, no estar presente el el acto que lo agraviaba y en otros actos militaristas.
Las banderas de España y Aragón pueden estar en cualquier
lugar de España, porque están en su casa.
Hombre, la de Aragón no tanto, y la de España, según en qué sitios, para no herir susceptibilidades.

Según la ley de banderas y escudo de la comunidad autónoma, donde esté una
bandera tiene que estar la otra con el mismo nivel, en edificios y
establecimientos.


Bien que lo podía haber dicho en los días previos. Pero era meterse en un lío seguramente. Vamos, que una vez más, las autoridades incumplen la ley de banderas y escudo, que casualidad que siempre a su favor. Y como se molestan cuando en otros sitios es al revés.

(Foto Asociación Los Sitios)

No hay comentarios: