martes, 16 de octubre de 2007

El estatuto nos defendía del trasvase

Por activa y por pasiva los perpetradores de la reforma estatutaria, han asegurado que con ésta se acababa el peligro del trasvase del Ebro, porque nos protegía frente al mismo. En otra de sus mentiras, pues no hay nada vinculante, tan sólo consultivo, y ya sabemos qué peso político tiene Aragón en el Estado. Ni protege de injerencias admitidas por Madrid como la valenciana. También se ha venido advirtiendo de medidas ambigüedades del MIMAM y del gobierno respecto a éste tema, que no han sido tajantes, y que incluso en la reforma d ela Ley de Agua dan cabida a futuros trasvases. Y por medio el estatuto manchego pone fecha límite 2015 para el trasvase Tajo-Segura, y no se van a conformar los actuales beneficiarios y quizá el gobierno busque una alternativa, aunque son insaciables y se creen que el resto del estado debe estar a su servicio e interés. O la declaración valenciana de el trasvase como algo irrenunciable.

Obras del trasvase en la Comunidad Valenciana



Así, el informe del Abogado del Estado, ante las impugnaciones a la injerencia valenciana, no les da validez pues considera que es una norma de ámbito autonómico el estatuto, y no afecta a otros territorios, a pesar de que la gestión del agua sea competencia estatal cuando pasa por más de una comunidad. Ambiguo, no considera que se exceda de su competencia. Da validez a disponer de excedentes, inexistentes, de otras cuencas. Parte de la base equivocada de lago que no existe. Por no reincidir en los daños del trasvase. A ver con que nueva mentira salen para justificar esta bofetada.

No hay comentarios: